ir al contenido

El sargento Portacio

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El artículo rinde homenaje a Sargento Portacio, un combatiente y patriota ejemplar con una vida dedicada al servicio y la defensa de Colombia. Recordado como un líder, esposo y padre amoroso, su legado perdura en las memorias de aquellos que lo conocieron.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Entrenado y entrenador en el arte de vivir y sobrevivir a los exigentes afanes diarios de la brigada, el sargento Portacio, un hombre de contextura delgada, serio y amable, dio un paso al frente, y con dignidad, humildad y resignación aceptó el buen retiro de su existencia. Sólo imaginé las detonaciones del fusil para rendir los honores de su ascenso al silencio eterno.

Para mí fortuna, conocí al sargento Portacio, un señor de señores, en varios fragmentos de su vida, cuando narraba con una brillante memoria las memorias de sus medallas que lució con orgullo en su pecho durante las paradas militares, y las glorias del campo de batalla que recogió durante su servicio a la patria. Conservó los detalles de sus recuerdos y fue conmovedor escuchar su voz frágil y su mirada nostálgica como un testimonio de fortaleza, cansancio, gratitud y esperanza.

Pocas oportunidades tuve de verlo y escuchar sus fantásticas versiones de combatiente en los campos de las mil batallas que libró, cada vez que estuvimos sentados en su terraza, junto a un pequeño bafle del que nunca se desprendía en las tardes, todas, mientras esperaba la noche en medio de la cálida brisa sincelejana, después de sortear con éxito sus desventuras durante los ochenta y tres años que le concedió el honor de su existencia.

En el primer año de la década del setenta fue emboscado por el amor que lo rescató de su trinchera para convertirlo en el comandante de su familia, la misma qué hoy lo recuerda y lo extraña de una forma extraordinaria por su ejemplar ejercicio de esposo, padre y amigo experimentado en asuntos que la vida enseña sin explicaciones ante las estrictas prácticas de amor incondicional y sacrificio; valores, y la sensibilidad humana que lució con carácter.

El sargento Portacio recorrió está patria para defenderla y enaltecerla con acertada puntería, estibada en la firme convicción de portar el uniforme del ejército de Colombia sin distraerse de sus ancestros italianos.

Mi amigo el sargento, usualmente usaba sus tácticas de combate en el campo para enfrentar sus batallas diarias de salud con esperanza, y olvido de las cosas innecesarias, por las que luchó y aprendió que eran inútiles, pero que se solucionaban con amor.

Mientras bajaba el volumen a los boleros de su parlante estiró sus brazos para sujetarse y levantarse del brazo de su esposa y amiga Betty, quien veló y se desveló para proteger su dignidad, su salud, y la esperanza de encontrar más esperanzas, hasta el día que salió en su silencio eterno a dar el parte de victoria al Supremo comandante.

Años después, regresé al vacío que dejó en su terraza, donde ahora sus hijos y nietos refrescan sus recuerdos. El sargento se retiró antes de mi regreso a su terraza y me dejó como recuerdo a su familia, su casa, y por encima de todo, la enseñanza de los amigos que se hacen inolvidables, y que siempre valió la pena recordar. El tiempo se va, y con él se lleva las oportunidades de compartir los honores de estrechar los abrazos a quienes nos entregó una sonrisa y una despedida lágrima como recuerdo.

Más reciente

40 años de cárcel para defensores de Derechos Humanos por secuestro

40 años de cárcel para defensores de Derechos Humanos por secuestro

En septiembre de 2019, Briands David Harnache Moreno y Rosendo Duarte Ureña, reconocidos defensores de Derechos Humanos del Magdalena Medio, fueron encarcelados por los delitos de porte ilegal de armas de fuego agravado, extorsión agravada tentada y secuestro extorsivo agravado. Estos individuos fueron señalados como los autores intelectuales del secuestro

Miembros Público