ir al contenido

Fiduprevisora y el Fomag demostraron incapacidad total con los educadores

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En Colombia hace carrera aquello que todo mal se cura con otro más grave. Caso concreto el cambio intempestivo, desorganizado, incompleto acelerado y todo un adefesio, del sistema de salud que pretendía el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio, FOMAG, a través de la Fiduprevisora y, que, según lo proyectado, sería la panacea y el modelo a seguir para el resto de los colombianos.

No pasaron ni tres semanas desde que se empezó a implementar el servicio y el andamio se derrumbó en todo el país, porque los educadores no encontraron servicios, citas, especialistas, medicamentos, registros, tabulaciones y hasta los cambiaron de ciudad para ser atendidos.

La primera disculpa fue una falla en el software, pero se comprobó que la tecnología no fue la que metió la mano para desatar semejante maremágnum, hubo negligencia de la Fiduprevisora que aceptó hacerse cargo de ese Titanic en pleno cataclismo, sin la capacidad, locativa, logística, de personal y medicinas, para atender a los maestros del país.

En Santander ya se volvió parte del paisaje la protesta de los maestros frente a las instalaciones de la Fiduprevisora, desde antes de que le adjudique el FOMAG la atención de la totalidad de la planta de educadores, que ahora se acrecentó por la incapacidad de la entidad, no sólo para atenderlos, sino para darles respuestas efectivas.

En Bucaramanga, la entidad que coordina la atención de la salud de los maestros, tanto activos como pensionados, habían prometido trasladarse a unas instalaciones más grandes para atenderlos, en junio próximo, pero los vientos huracanados de inconformismo piden que se cambie de prestadora del servicio, porque no le ven capacidad de solución.

Amenaza la Federación Colombiana de Educadores con una nueva marcha de protesta y un paro en reclamo a la pésima prestación de la salud, por buscar dignidad para sus colegas enfermos de gravedad y otros terminales, pero saben, de sobra, que esas protestas no resuelven nada porque el Gobierno y el Ministerio de Salud no van a correr a solucionarles ni a cambiarles el operador de la salud.

Se derrumbó el andamio del Gobierno que presentó, a través del Ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, el nuevo modelo de salud del magisterio como el que Colombia tendría, a futuro, para todos los connacionales, pero ahora dicen que es sólo un piloto de prueba para poder hacer ajustes al modelo futuro y definitivo para la Nación.

Esa salida en falso del Ministro tolimense deja mal parados al Gobierno, a la Fiduprevisora, al FOMAG y al Ministerio, porque quedó demostrado que cogieron a los maestros como ‘cobayos de laboratorio’ y cuando explotó el tubo de ensayo, no tuvieron los elementos contundentes para limpiar y componer ese desmesurado desastre.

Más reciente