ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Hospitales de Bucaramanga y El Socorro entre los mejores del país

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Hay especialistas para toda clase de enfermedades y es motivo de orgullo el alto número de médicos especializados que trabajan en cada una de sus dependencias.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Poco tiempo le dedicamos los santandereanos a la fiscalización de las instituciones públicas y pocas veces aplaudimos a nuestras autoridades por el bien que hacen para dotar a los centros asistenciales que protegen la salud del pueblo colombiano. El gobernador saliente de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado y su secretario de salud, Javier Villamizar, serán recordados por haber liderado el mejoramiento de la red pública hospitalaria del departamento de Santander, que es una de las mejores de Colombia --, y por haber conseguido del expresidente Iván Duque Márquez la mejor dotación para los hospitales Universitario de Santander (antes hospital González Valencia) con sede en Bucaramanga y Manuela Beltrán de El Socorro.

En reciente ocasión dijo el gobernador Mauricio Aguilar que reconocía los éxitos logrados por el gerente del Hospital Universitario de Santander, Julián Niño, que logró sacar adelante la construcción y dotación de la Central de Urgencias mejor diseñada, mejor construida y mejor dotada del país. Del mismo modo, fue admirable el trabajo cumplido por el Gerente del Hospital Manuela Beltrán del Socorro, Pablo Cáceres Serrano que, venciendo toda clase de dificultades financieras, terminó de construir el edificio del centro asistencial y dotarlo con los sistemas de refrigeración y material quirúrgico, de sus cinco salas de cirugía y con los instrumentos quirúrgicos de última generación, como se lo merece la Provincia Comunera.

Dijo el gobernador que se sentía satisfecho de haber firmado hace cuatro años  el nombramiento del doctor Julián Niño como gerente administrativo del hospital Regional de Bucaramanga, porque los resultados positivos de su gestión están a la vista. Cuantiosas inversiones provenientes de las transferencias de la nación y cuidadosa aplicación de las inversiones para obras de infraestructura y dotación, permitieron superar la etapa de obsolescencia de hace algunos años. La pandemia del Covid-19, que fue tan severa, permitió reaccionar y conseguir la dotación de las ‘Unidades de Cuidados Intensivos’ y los equipos quirúrgicos para la atención de enfermedades catastróficas.

En el hospital Regional ‘Manuela Beltrán’de El Socorro existe organización y se han hecho inversiones con las rentas propias del establecimiento asistencial, donde atienden pacientes provenientes de las provincias Comunera, Guanentina y Vélez.

Hay especialistas para toda clase de enfermedades y es motivo de orgullo el alto número de médicos especialistas que trabajan en cada una de sus dependencias donde, además, prevalece el respeto por los valores religiosos, a cargo del sacerdote Juvenal Landínez Porras, que desempeña las funciones de capellán del establecimiento.

No han tenido el mismo éxito los hospitales privados, PRIVATIZADOS y concesionados a entidades particulares como los de Zapatoca y San Vicente de Chucurí, donde la salud a cargo de ‘Gestionar Bienestar’, es una mercancía que debe dejar utilidades millonarias a sus accionistas, pero muy poca eficiencia para los pacientes, que deben ser trasladados a Bucaramanga para recibir atención prioritaria.  Tampoco es eficiente el hospital de Barbosa, que fue desmantelado por pasadas administraciones, a tal punto, que tuvieron que cerrarlo y trasladar los enfermos al Hospital de Moniquirá.

Más reciente