ir al contenido
🔴

Juicio público contra expresidente Álvaro Uribe según Revista Semana

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Fiscalía colombiana ha llamado a juicio al expresidente Álvaro Uribe por presunta manipulación de testigos y fraude procesal. El anuncio, que está considerado como una decisión de alto impacto, ha sido objeto de especulaciones de persecución política y judicial.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Afirmando que ‘lo que viene en los próximos días, semanas o meses contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez será un caso con repercusiones históricas’, la influyente Revista Semana advierte que el exmandatario es un ‘trofeo’ de guerra.  Y advierte quepara algunos, fue coincidencia, para otros, algo intencional, haber llamado a juicio al exmandatario, justo el 9 de abril, cuando en Colombia se conmemoraba el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado.  Antes de que se vencieran los términos, la Fiscalía dio a conocer su decisión de llamar a juicio al expresidente Álvaro Uribe por los delitos de manipulación de testigos y fraude procesal.

Esta es la primera decisión de alto impacto en la era de la fiscal Luz Adriana Camargo, ternada por el presidente Gustavo Petro. Si bien ella no ha querido referirse personalmente a este caso, los más suspicaces incluso han llegado a sugerir que la acusación contra el expresidente habría formado parte de sus compromisos con algunos magistrados de la Corte, a cambio de ser elegida. En todo caso, la oposición está en alerta ante el temor de que en el país haya iniciado una persecución política y judicial contra los opositores al Gobierno Petro.

Mientras los enemigos políticos de Uribe celebraron, en otros sectores se dispararon las alarmas ante la posibilidad de estar frente a la materialización de un plan de persecución contra el expresidente más popular hoy en el país. El mismo que acorraló a las Farc, cuyos comandantes, en una paradoja de la historia, están hoy en el Congreso, libres, protegidos por el mismo Estado, sin condena alguna y sin haber reparado a sus víctimas, tras ocho años de la firma del acuerdo de La Habana, en el Gobierno Santos.

La consigna de los exjefes de las Farc ha sido ver a Uribe respondiendo en los estrados y condenado. El expresidente, para ellos, es un trofeo de guerra. El país ha sido testigo de que este caso ha sido impulsado por el senador Iván Cepeda, quien se ha declarado víctima. Lo que Colombia y la comunidad internacional presenciarán de aquí en adelante, y de nuevo, estará ligado a las elecciones presidenciales de 2026, ya que para las de 2018 a Uribe lo llamaron a interrogatorio, justo cuando Iván Duque, su candidato, iba punteando en las encuestas. Ya con el caso en la Fiscalía, en 2022, Uribe prácticamente tuvo que marginarse de apoyar a un candidato presidencial. La discusión en ese momento era si Uribe sería imputado o no. En 2025, cuando inicie en firme la campaña presidencial y al Congreso, Uribe estará sentado en la sala de los acusados.

Otro expediente crucial es el de la presunta financiación irregular de la campaña presidencial de Petro. En este caso, el exjefe de fiscales delegados ante la Corte, Gabriel Jaimes, antes de ser trasladado, tenía lista la imputación contra tres personajes claves: el presidente de Ecopetrol y exgerente de la campaña, Ricardo Roa; Dagoberto Quiroga, superintendente de Servicios Públicos y expresidente de Colombia Humana, y un alto directivo de Fecode. También se había tomado la decisión de compulsar copias contra el presidente Petro ante la Comisión de Acusación de la Cámara. ¿La fiscal Camargo dará luz verde para que sus fiscales materialicen estas decisiones?

Más reciente

Cinco claves para impulsar el crecimiento de una empresa

Cinco claves para impulsar el crecimiento de una empresa

En tiempos de crisis. Transformarse digitalmente, innovar en comunicación y crear comunidades de clientes potenciales, son algunas de las tácticas para impulsar el crecimiento estratégico de las compañías en medio del difícil panorama financiero actual que tiene en proceso de insolvencia a más de 4.000 empresas del país. Colombia