ir al contenido

Las cifras del Darién: la crisis migratoria que reúne a los presidentes de Colombia y Panamá

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La crisis migratoria en el tapón del Darién, frontera entre Colombia y Panamá, alcanzó su pico en 2023. Ante esto, los presidentes de ambos países se reúnen para discutir soluciones, incluyendo una propuesta de cierre fronterizo.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El anhelo de alcanzar el “sueño americano” continúa siendo un objetivo vital para numerosos latinoamericanos que ven en Estados Unidos la esperanza de un futuro mejor. Con el incremento de la seguridad y los requisitos para ingresar a México en los últimos años, y el agravamiento de la crisis en Venezuela, muchos migrantes han decidido cruzar el temido tapón del Darién, la única frontera terrestre entre América del Sur y Centroamérica que conecta a Colombia con Panamá.

En 2023, se registró el pico más alto de migrantes cruzando esta peligrosa ruta, desatando una crisis en varios países del recorrido hacia Estados Unidos. Los relatos de quienes lograron atravesar la selva de más de 17.000 kilómetros han llevado a que autoridades y entidades internacionales busquen soluciones para mitigar este flujo migratorio.

El 23 de junio, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, y el presidente electo de Panamá, José Raúl Mulino, se reunirán para discutir temas de economía, relaciones bilaterales y el controversial cierre del paso fronterizo propuesto por Mulino durante su campaña.

“El concepto de cierre que he esbozado guarda relación con cerrar la frontera en función de que iniciaremos, con ayuda internacional, un proceso de repatriación con todo apego a los derechos humanos. Para que sepan los de allá y los que quisieran venir, que aquí el que llega se va a devolver a su país de origen,” dijo Mulino en un evento público.

Más de 570.000 migrantes lograron atravesar la selva del Darién en 2023, enfrentando el terror de ver a otros morir durante el recorrido. Sin embargo, las autoridades solo han registrado 124 muertes confirmadas, destacando la falta de registros precisos sobre las víctimas fatales en esta jungla.

Eduardo Leblanc, defensor del Pueblo de Panamá, instó al gobierno colombiano a mejorar los controles en los últimos territorios antes de la selva, como Acandí y Capurganá, para gestionar mejor la crisis.

“Le hemos pedido al presidente Gustavo Petro que por favor ordene a migración compartir información con la Cancillería de Colombia, la Cancillería de Panamá y Migración Panamá para que nosotros sepamos cuantos se nos quedan en el Darién. No tenemos idea de cuantas personas mueren porque no tenemos información,” declaró Leblanc.

Hasta principios de 2024, más de 170.000 personas han pasado por el tapón, demostrando el incumplimiento de las promesas hechas por Colombia y Panamá de implementar estrategias eficaces para mitigar el flujo migratorio.

Se ha revelado que el Clan del Golfo controla parte del negocio en el Darién, proporcionando guías y cargadores de maletas para los migrantes a cambio de remuneración económica.

La propuesta de Mulino ha generado preocupaciones entre los residentes de los municipios afectados, que advierten sobre las posibles consecuencias de un cierre fronterizo.

“Tal decisión podría desencadenar un significativo represamiento de migrantes en nuestro territorio,” indicó la Alcaldía de Necoclí.

Más reciente