ir al contenido
🔴

Los colombianos estamos perdiendo la fe por la ola de corrupción que azota al país

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El artículo critica la corrupción y la violencia en Colombia. Denuncia los saqueos a los fondos nacionales y los sobornos a los legisladores. Advierte sobre el narcotráfico y la violencia contra los líderes sociales, manifestando que el presidente Gustavo Petro habla de paz pero propicia conflictos.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Cuando creíamos que la actividad política estaba recuperando credibilidad y que a los cargos de representación pública regresaban muchos de los líderes más honestos que haya tenido Colombia, encontramos ahora el panorama desolador de la concupiscencia nacional, en la llamada ‘Unidad Nacional de Protección y Control de Desastres’ que da asco y vergüenza, por los permanentes saqueos a los fondos de la nación, en todas las esferas y en todos los niveles de la administración pública de nuestro país.

Hace pocas semanas pensábamos que el ejercicio democrático se estaba cumpliendo de manera diáfana y a plenitud en el Senado de la República y en la Cámara de Representantes, con las intervenciones de los diferentes parlamentarios, en torno a las reformas a la salud, las pensiones, la justicia, la educación y algunas modificaciones al sistema laboral, fuimos sorprendidos por la presunta entrega de millonarios sobornos a las cabezas visibles de la rama legislativa, donde se adelantaban debates que volvieron a ser la caja de resonancia de las problemas nacionales.

El pensamiento dialéctico y doctrinario  de algunos congresistas del Centro Democrático, del Partido Liberal, del partido Cambio Radical y del partido Conservador, fieles a sus principios doctrinarios, era destacado en los debates públicos y hasta llegamos a pensar que, dentro del libre juego democrático, podía formarse ahora una nueva generación de líderes nacionales encargada de rectificar los destinos de esta patria adolorida, que sucumbe en medio de la violencia que domina grandes zonas del territorio colombiano y de la terrible corrupción que se ha tomado las instituciones.

Como en la tragedia bíblica de Sodoma y Gomorra, donde la mujer de Lot quedó convertida en una estatua de sal, todo se convirtió en un infierno. Las nuevas generaciones dedicadas al microtráfico, al consumo de estupefacientes, al ocio y la pereza, que quieren vivir a expensas del erario público sin necesidad de trabajar. Unos bandidos de las hordas criminales del narcotráfico, ejerciendo dominio territorial sobre zonas campesinas del sur, oriente y norte del país, asesinando líderes sociales, esperando que el presidente de la república, dentro de su ‘Política de la Paz Total’ les conceda el beneficio de la amnistía y el indulto, sin pagar un solo día de cárcel, por los asesinatos de líderes sociales y campesinos en diferentes regiones del país.

En sus discursos, el presidente Gustavo Petro lanza mensajes de paz, como si Colombia fuera un país de ángeles, donde en el gobierno han encontrado acomodo y refugio extraños personajes que ejecutaron crímenes de lesa humanidad y que ahora predican la paz, como si se tratara de una mercancía que pueda conseguirse a la vuelta de la esquina. El presidente está hablando de un posible golpe de estado, cuando ha sido promotor de toda clase de conflictos para desatar la ira de los falsos apóstoles de la reconciliación nacional. ¡Esa es Colombia, convertida en un rincón de miserables!

Más reciente

Jóvenes cafeteros reciben insumos para su primer cultivo

Jóvenes cafeteros reciben insumos para su primer cultivo

En un emocionante paso hacia el mundo empresarial, siete jóvenes cafeteros de la Institución Educativa Rural Vijagual, ubicada en el municipio de Bucaramanga, recibieron un importante impulso para su proyecto 'Una Nueva Generación de Empresarios, comprometidos con la productividad y calidad del café'. Estos estudiantes, que están dedicados a mejorar