ir al contenido
🔴

Mujer de 58 años establece nuevo récord mundial de plancha abdominal

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Donna Jean Wilde, de 58 años, estableció un nuevo récord mundial al mantener la postura de plancha abdominal durante 4 horas, 30 minutos y 11 segundos. Este logro, verificado por Guinness World Records, se realizó a pesar de sus dolores crónicos, demostrando su increíble resistencia y fortaleza.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En un despliegue de resistencia y fortaleza, la estadounidense Donna Jean Wilde ha dejado su huella en los anales del deporte al establecer un nuevo récord mundial al realizar la plancha abdominal más prolongada en la categoría femenina. A sus 58 años, Wilde mantuvo la exigente postura durante 4 horas, 30 minutos y 11 segundos, superando las marcas anteriores y desafiando los límites del cuerpo humano.

Sus allegados acompañaron a Wilde en cada segundo de este exigente reto, proporcionándole tanto soporte emocional como motivación. La técnica de la plancha abdominal, destacada por su necesidad de una correcta alineación y una constante tensión muscular, fue esencial para lograr este hito. "Mantener el cuerpo recto desde la cabeza hasta los talones y contraer los músculos abdominales en todo momento es crucial", recordaba la anterior poseedora del récord, Dana Glowacka.

El nuevo vínculo de Wilde con la plancha abdominal surgió después de sufrir una fractura en la muñeca hace diez años. Esta lesión no disminuyó su pasión por el ejercicio; al contrario, la llevó a descubrir y perfeccionar el ejercicio que la colocaría en el libro Guinness de los Récords.

"La última hora fue la más difícil", confesó Wilde, aludiendo al reto que representaba mantener la mente enfocada y el cuerpo en forma al enfrentarse a la extenuación. A pesar de los intensos dolores y la fatiga, su concentración y su práctica de respiración profunda le permitieron superar el sufrimiento.

Con una resiliencia que incluso sus dolores crónicos no han podido mermar, la determinación de Wilde ha sido una inspiración. Su marido, Randy, aseguró que esas dolencias han contribuido a reforzar su fuerza de voluntad y su meta de triunfar.

El establecimiento de este récord tuvo lugar en el mismo establecimiento educativo donde Wilde había prestado servicios como vicedirectora. Un panel oficial de Guinness World Records estuvo presente para verificar cada detalle del evento, asegurando así la validez de la hazaña.

Más reciente