ir al contenido
🔴

Mujeres periodistas víctimas de violencia de género contarán con fondo especial

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Con la presencia de la periodista Jineth Bedoya, quien fue víctima de tortura y abuso sexual como método de censura, se celebró la aprobación de un proyecto de ley que beneficiará a las mujeres periodistas.

En su cuarto y último debate fue aprobado el proyecto de ley que crea el fondo “No es hora de callar”, para la prevención, protección y asistencia de mujeres periodistas víctimas de violencia de género en Colombia. La iniciativa surgió como parte de las medidas de reparación ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, en el caso de Jineth Bedoya, periodista que padeció todo tipo de vejámenes como método de censura.

El proyecto de ley, que pasará a conciliación y sanción presidencial, fue impulsado en conjunto por las representantes a la Cámara Tamara Argote, Katherine Miranda, Kelyn González, Juliana Aray, Sandra Aristizábal, Ángela Vergara y Karen Manrique. Es la primera vez que la CIDH reconoce el uso de la violencia sexual como forma de silenciamiento y control contra una mujer periodista en el contexto del conflicto armado colombiano, y el primer caso de violencia sexual y diferenciada por el que se sentencia a Colombia.

La ley establece un presupuesto anual para el fondo de $500.000 dólares, destinado a financiar programas a nivel nacional, departamental y municipal para prevenir, proteger y asistir a las mujeres periodistas víctimas de violencia de género. La administración del fondo estará a cargo del Ministerio de la Igualdad y Equidad, reglamentado por el Gobierno Nacional con la participación de la periodista Jineth Bedoya y la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP.

Además, en esta se contempla la realización de investigaciones para monitorear la prevalencia y los tipos de violencia de género enfrentados por las mujeres periodistas en Colombia, así como la armonización de políticas para atender la violencia contra ellas.

“Esta medida resulta fundamental para investigar y monitorear la prevalencia y los tipos de violencia de género que enfrentan las mujeres periodistas en Colombia. En los últimos tres años, hemos documentado 261 agresiones contra 137 comunicadoras; sin embargo, existe la posibilidad de que haya un subregistro, pues en ese mismo rango hay 1.793 agresiones registradas”, señaló la FLIP en un comunicado.

A su turno Bedoya resaltó que la reparación no debe ser solo para su caso, sino “para todas las mujeres que comunican en Colombia, sin importar su lado político, su orientación o su pensamiento. Es para las mujeres que comunican, porque tienen derecho a hacerlo sin ser violentadas y perseguidas”, exclamó la periodista.

De acuerdo con la CIDH resulta imperativo que las instituciones pertinentes activen de manera inmediata los protocolos de atención de violencia de género. Asimismo, es crucial que se implementen planes de capacitación y sensibilización dirigidos a los funcionarios de estas instituciones, con el fin de dotarlos de las herramientas necesarias para identificar y abordar adecuadamente los actos de violencia basados en género.

Es importante destacar que la violencia hacia la prensa, especialmente en el marco del conflicto armado, ha tenido un impacto desproporcionado y agravado en las mujeres periodistas. Es fundamental que se reconozca esta realidad y se adopten medidas concretas para proteger y garantizar la integridad física y psicológica de estas profesionales.

Por este motivo, distintos sectores celebraron este avance en la protección de las mujeres periodistas e hicieron un llamado al presidente Gustavo Petro para que se implemente de manera urgente el fondo "No es hora de callar" con el fin de brindar mayores garantías a la prensa en Colombia.

Más reciente

Paseo a la costa terminó en tragedia

Paseo a la costa terminó en tragedia

Sandra Villarreal Páez murió en un accidente vial en la vía Plato-Pueblo Nuevo. Su hijo Juan, conductor, chocó contra un puente y el carro se incendió. Ambos hijos sobrevivieron con heridas y las causas del accidente están siendo investigadas.