ir al contenido
🔴

Ocho años de por Dios

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El asesinato de una niña de ocho años en Girón incita a reflexionar sobre la ineficiencia del diseño institucional para la protección de sus habitantes. Los líderes locales deben evitar conflictos con el gobierno nacional para garantizar inversiones en la seguridad local.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Reynaldo Pérez

No puede haber algo más doloroso que la muerte de un niño, lo sucedido con una menor de edad de ocho años el 1 de mayo en el municipio de Girón nos deja a todos absolutamente consternados, ¿quién no siente temor en el área metropolitana? en las dos últimas semanas hemos conocido el contenido de los planes de desarrollo de los distintos municipios del área, no faltan las Bukeladas en estos planes de desarrollo de quienes buscan fortalecer sus liderazgos unipersonales, presentarse como redentores y tener el descaro de decir que en cuatro meses no se solucionan los problemas de la ciudad.

Llevamos dos semanas marchando en el país, un país fracturado, un país que tiene en este momento una gran venda en sus ojos, o simplemente un país que mira para otro lado cuando hechos, como el asesinato de una niña en Girón, nos da una dosificación de realidad, un país indiferente a lo que sucede con sus niños. La sociedad no ha cambiado, continua con las mismas líneas oscuras de siempre, y es que ya dejan de ser pocos los años en los que una mujer en el municipio de Piedecuesta le confesaba a una policía de infancia y adolescencia, que había metido en una bolsa a su hijo recién nacido y que los había tirado a un lado de la carretera vía Curos.

Según su alcalde Campo Elías Ramírez, Girón estará de luto, evidentemente se hallarán a los responsables de este atroz crimen, pero que esta pasado en nuestra sociedad, para que hechos como el del asesinato de un bebe a manos de su progenitora Jhoanna Macias, hechos que sucedieron en el año 2009, ¿se repitan casi 15 años después en el municipio de Girón?

La justicia no se puede concebir como un show, aquí no se trata solamente de tomarle la foto al responsable, se deben dejar las Bukeladas a un lado, el problema de fondo es que el diseño institucional que tiene el área metropolitana para la defensa y protección de sus habitantes, es ineficiente, con el caso de la menor de ocho años asesinada, queda en evidencia que el problema desborda la capacidad de respuesta de los alcaldes del área.

La única ruta para el fortalecimiento del diseño institucional de los municipios es con recursos, plata no hay, las famosa “vacas” no tienen marco legal, no sirven y su convocatoria metió en líos con la Procuraduría General de la Nación a sus promotores, y si el tema es para el fortalecimiento de los seguridad de los municipios, la Constitución Política le recuerda a los alcaldes y gobernantes que el uso legitimo de las armas en Colombia lo tiene el pie de fuerza del Estado, no los particulares, en ese escenario, nuevamente salen a flote las Bukeladas de uno que otro alcalde y construyen una relación adversarial con el gobierno nacional, quien es el que tiene los recursos para fortalecer el diseño institucional de la ciudad y de paso la seguridad de sus habitantes.

Los alcaldes pueden salir a darse golpes de pecho por el asesinato de la menor de ocho años en el municipio de Girón, pero el mantener el discurso adversarial con el gobierno nacional, anula las posibilidades de que se haga una inversión seria para el fortalecimiento de la seguridad en el área metropolitana, al presunto autor material del asesinato de la niña, lo encontraron gracias las pocas cámaras de seguridad que tenia el sector de Rincón de Girón.

Bucaramanga tiene un sistema obsoleto de seguridad, son prácticamente las mismas cámaras de seguridad que trajo Juan Fernando Cristo cuando era ministro del Interior, los discursos Bukelistas nos son necesarios, son obsoletos.

Más reciente