ir al contenido

'Paracos' tienen a Puerto Wilches bajo el terror

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Danilo Herrera Donado, un joven colombiano de 23 años, fue asesinado en su hogar en Badillo, presuntamente por negarse a pagar una multa impuesta por un grupo paramilitar que controla la zona. La comunidad teme más violencia de este grupo armado ilegal.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Danilo Herrera Donado, un joven de 23 años residente del corregimiento de Badillo en Puerto Wilches, Santander, fue encontrado muerto en la madrugada del pasado miércoles con un disparo en la cabeza. Testigos aseguran que la noche anterior fue sacado de su casa por dos hombres en moto.

Según relatos de la comunidad, el joven habría sido asesinado por no pagar una multa a presuntos 'paramilitares' que se establecieron en la zona hace cuatro meses y han estado impartiendo órdenes a la ciudadanía. Al parecer, Herrera tenía una multa pendiente por un conflicto previo, y los presuntos 'paramilitares' le impusieron una sanción de un millón de pesos. Se dice que el joven se negó a pagar, a pesar de las amenazas.

El cuerpo de Herrera fue encontrado en avanzado estado de descomposición en su vivienda. Hasta el momento, no se ha realizado el levantamiento del cadáver debido a las dificultades de acceso en la zona y la falta de condiciones de seguridad. La comunidad ha expresado su temor ante la presencia de estos grupos armados ilegales, que se identifican como paramilitares y han impuesto su ley en la región.

El corregimiento de Badillo, ubicado en la zona norte del municipio de Puerto Wilches, ha solicitado en varias ocasiones la presencia de la fuerza pública, ya que históricamente ha estado expuesto a la influencia de grupos armados ilegales debido a su ubicación estratégica. Desde hace aproximadamente cuatro meses, un grupo armado se asentó en la zona, autodenominándose paramilitares y generando temor en la comunidad.

Organizaciones sociales como la Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos (Credhos) han alertado sobre la presencia de grupos vinculados al paramilitarismo en la zona norte de Puerto Wilches, exigiendo garantías para la vida y seguridad de los habitantes.

Más reciente