ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Policía culpable de homicidio de Javier Ordóñez fue condenado a 40 años de prisión

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El patrullero de la Policía Nacional, Harvey Damián Rodríguez Díaz, fue condenado a 40 años de prisión por el homicidio del estudiante Javier Ordóñez. Rodríguez también deberá pagar una multa de 2.000 salarios mínimos mensuales.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Harvey Damián Rodríguez Díaz, uno de los patrulleros de la Policía Nacional involucrados en el caso de abuso de autoridad que resultó en la muerte del joven estudiante de derecho Javier Ordóñez, fue condenado a 40 años de prisión por el delito de homicidio, ocurrido el 9 de septiembre de 2020, cuando Ordóñez fue sometido a múltiples agresiones por parte de varios uniformados.

Rodríguez había llegado a un acuerdo inicial con la Fiscalía General de la Nación para enfrentar una pena máxima de 20 años, pero posteriormente se retractó y afirmó su inocencia. Sin embargo, la decisión del juez especializado de Bogotá no solo confirmó su culpabilidad sino que también duplicó la pena acordada, sentenciándolo a 40 años de prisión por el delito de homicidio agravado en concurso heterogéneo con tortura agravada.

Además de la pena de prisión, Rodríguez Díaz deberá pagar una multa equivalente a 2.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes. La sentencia se basa en la demostración del fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos de que el patrullero actuó de manera desproporcionada y participó en el fatal desenlace de Ordóñez.

Este caso, que ha destacado por su gravedad, también involucró al efectivo Juan Camilo Lloreda Cubillos, quien fue condenado previamente a 20 años de prisión y una multa equivalente a 1.500 salarios mínimos mensuales legales vigentes. La pena menor de Lloreda Cubillos se atribuye a su aceptación del preacuerdo con la Fiscalía, reconociendo su participación en el crimen y comprometiéndose a colaborar en la investigación.

Las actuaciones disciplinarias también se extienden a otros miembros de la policía, como el intendente Juan Gabriel Bohórquez Vanegas y el patrullero Henry Alejandro Bonilla Bastidas. El primero fue señalado de bajar violentamente a Ordóñez de la patrulla y someterlo a maltrato innecesario. El segundo, acusado de negligencia al no intervenir para detener los ataques dentro del CAI, permitiendo que se grabaran los lamentos de la víctima sin prestarle asistencia.

Más reciente