ir al contenido
🔴

Por una riña a puñal le arrebataron la vida en Piedecuesta

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Un joven murió y otro resultó herido en un ataque en Piedecuesta, perpetrado por los prófugos 'Los Mandarinos'. Las víctimas tenían antecedentes penales y la policía calificó el hecho como un acto de intolerancia social.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Un trágico suceso en el barrio San Juan de Piedecuesta dejó como saldo la muerte de Jader Eduardo Echeverría Cáceres, un joven de 19 años residente en el barrio Granadillo, y dejó herido a otro joven de la misma edad, identificado como Miguel Ángel Silva Soto, alias ‘El Pollo’, residente en el barrio Villas de San Juan. El incidente ocurrió el pasado jueves 22 de febrero alrededor de las 12:45 p.m. en la Manzana K del barrio San Juan.

Según informes de la Sijin de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, el altercado se desató en una vía pública cuando Jader Eduardo y ‘El Pollo’ fueron atacados por dos individuos conocidos como ‘Los Mandarinos’.

Durante la confrontación, Jader Eduardo sufrió tres heridas con arma cortopunzante: una en la cabeza, otra en el rostro y una más en el tórax. A pesar de ser trasladado rápidamente al Hospital Local de Piedecuesta, lamentablemente falleció debido a la gravedad de sus heridas.

Por otro lado, Miguel Ángel Silva Soto resultó herido en el tórax, el hombro derecho y el antebrazo derecho. Tras recibir atención médica en la Clínica de Piedecuesta, fue dado de alta luego de ser suturadas sus heridas.

Los responsables de este trágico suceso, ‘Los Mandarinos’, se encuentran prófugos y son buscados por las autoridades. Enfrentarán cargos por homicidio y lesiones personales.

Jader Eduardo tenía antecedentes como indiciado por los delitos de lesiones personales en el año 2023 y porte de armas de fuego en el año 2020. Por su parte, ‘El Pollo’ tenía anotaciones por tráfico de estupefacientes en el año 2023 y hurto en el año 2021.

La Policía ha catalogado este caso como un acto de intolerancia social entre jóvenes del municipio de Piedecuesta, generando preocupación en la comunidad y destacando la importancia de promover la resolución pacífica de conflictos y el respeto mutuo.

Más reciente