ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Posible causa de gastroenteritis masiva en San Gil sería por índices bajos de cloro

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El hospital de San Gil, Santander, supera su capacidad por un brote de gastroenteritis que ya superó los 1.000 pacientes, declarándose alerta amarilla. Se sospecha que el agua potable pueda estar contaminada, pero no hay confirmación oficial.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El hospital local de San Gil, Santander, ya está “sobre pasando el límite de personas” que pueden atender en los servicios de urgencias, todo, por los varios casos de gastroenteritis que se han registrado en los últimos días y que provocaron que el municipio se declarara en alerta amarilla. El brote masivo ya superó los 1.000 pacientes, cuando inicialmente eran alrededor de 800.

Así lo detalló en Mañanas Blu el jefe de urgencias del Hospital de San Gil, Carlos Andrés Ariza. Según dijo, la cifra de personas enfermas podría seguir en aumento, lo cual preocupa aún más a las autoridades y médicos, especialmente, por los niños y adultos mayores.

“En el momento estamos verificando porque, inicialmente, nosotros creíamos que posiblemente podría ser un cuadro de gastroenteritis de tipo estacionario, que realmente se da en algunas épocas, por ejemplo, cuando se terminan las vacaciones o un festivo, pero ya supera la cantidad que esperábamos y por eso se declaró la alerta amarilla”, mencionó Ariza.

Carlos Andrés Ariza se refirió a los posibles problemas con la potabilidad del agua en el municipio. De acuerdo con él, es una de las hipótesis que se maneja, pero aún no hay ningún reporte oficial que lo confirme; hasta el momento la empresa de acueducto AcuaSan no se ha pronunciado, que, cabe mencionar, es la encargada de suministrar el servicio.

“(…) Indicies de cloro muy bajos más de lo normal. Entonces puede provocar esta sintomatología; se podría relacionar posiblemente con los cuadros clínicos que se han reportado en los últimos días”, puntualizó.

En ese sentido, dijo que los casos que han atendido en el hospital no han requerido hospitalización y, aunque han podido atenderlos y los médicos dan “lo máximo que pueden”, “infortunadamente las personas deben esperar mucho tiempo para su atención”.

Ariza recordó a la población el lavado de manos continuamente, cocción adecuada de alimentos y evitar el consumo de agua directamente de la llave, pues podría estar contaminada.

“Cuadro de vomito persistente, diarrea, posteriores, febrículas, aumentos de temperatura y fiebre, desmayos como efectos secundarios por la deshidratación”, explicó.

Debido a la emergencia, desde el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo se coordinó para este 16 de diciembre el envío de 7 carrotanques, con cerca de 100 mil litros de agua para mitigar la contaminación del preciado líquido.

Más reciente