ir al contenido

Recuperan libertad 14 menores forzados a unirse a grupos armados en Cauca

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El ejército colombiano liberó a 14 menores, de 14 a 17 años, de grupos armados ilegales en Cauca, destacando un problema persistente de reclutamiento infantil. Los grupos utilizan tácticas sofisticadas, incluyendo el engaño en redes sociales.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En un decisivo avance contra la reclutación ilegal de menores, el Ejército Nacional ha anunciado la liberación de 14 jóvenes que habían sido involucrados a la fuerza en grupos armados ilegales en el departamento del Cauca. Estos menores, sometidos a condiciones amenazantes y liberados por la valerosa intervención del Ejército, oscilan entre los 14 y 17 años de edad.

Las recuperaciones tuvieron lugar principalmente en Argelia y Balboa, municipios que revelan un preocupante alto número de casos. En una muestra de coraje y determinación, tres menores de la zona rural de Balboa aprovecharon los puestos de control, establecidos por operaciones de seguridad del Ejército, para presentarse y buscar amparo ante las tropas.

La Tercera División del Ejército ha redoblado sus esfuerzos, logrando no solo la extracción terrestre, sino también la evacuación aérea de jóvenes en peligro. Esta tarea resalta porque combate una práctica que atenta contra los derechos humanos e infringe leyes del derecho internacional humanitario.

Los mecanismos de reclutamiento, de acuerdo con el Ejército, se han sofisticado: grupos como el GAO-r Carlos Patiño y Dagoberto Ramos están reclutando menores a través de engaños en redes sociales, ofreciendo falsas promesas económicas. Por esta razón, el Ejército mantiene una presencia activa en la zona suroccidental de Cauca, patrullando y vigilando lugares de confluencia comunitaria como comercios, mercados y parques.

El compromiso se extiende a otros municipios como Guapi, Santander de Quilichao, Puerto Tejada, Tororó y Piendamó, donde se ha trabajado mancomunadamente con el Instituto de Bienestar Familiar y autoridades locales para proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes afectados.

Más reciente