ir al contenido
🔴

Seguirá la fiesta con los impuestos del pueblo

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista (QEPD)

Este fue el último escrito que nos hizo llegar el periodista, poeta y escritor Luis Eduardo Jaimes Bautista a la redacción de Periódico EL FRENTE. Directivos, personal administrativo, periodistas y colaboradores, rinden un sincero homenaje a un ser ético, profesional y gran persona.

El país ha vivido el vaivén de la política. Partiendo con sus dos grandes partidos desde el inicio de la República: El Liberal y el Conservador. Allí se hacían los dirigentes para gobernar; mientras de los hacendados salían los empresarios, gracias a los estudios en el exterior de sus hijos, que se dedicaban a dirigir los negocios con guiños y apoyos a la política.

Cuando ese contubernio se unió, los empresarios son políticos y los políticos son empresarios. Nadie puede separarse de la palabra política.

La palabra Política que viene del griego (polis) ciudad. Aristóteles analizó las ciudades (polis) en su obra “La política”, en ella el ciudadano estaba sujeto a una autoridad, pero al mismo tiempo participa en las asambleas. El hombre se puede considerar un animal político que se socializa. La política es una actividad inherente a la naturaleza humana. Siendo una visión antropocéntrica y horizontal.  Todo un extenso tiempo de siglos han pasado y nos encontramos en ese mismo sistema con dos derivadas en el administrativo.

Quien maneja la empresa privada y quien maneja la economía fiscal dentro de un contexto político, difiere cada una de las dinámicas administrativas en su visión.

En lo público, su gobierno municipal necesita de un Plan de desarrollo, a la par del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y los objetivos del Milenio que traza las Naciones Unidas en su PNUD, (Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo) con base en la gobernanza y la democracia.

La empresa privada en los cambios de la economía, en su oferta y demanda, genera la plusvalía.

Lo público y lo privado son representaciones de la sociedad que han acompañado el desarrollo del capitalismo y el proceso global de la modernidad. Con base en la dicotomía imaginaria se crearon y organizaron los sistemas sociales y las formulaciones normativas, en una competencia para las actividades económicas, políticas y culturales. Hoy permeadas por el gorgojo de la corrupción.

La democracia, que tanto se pregona la participación e inclusión en la vida moderna, emana directamente de una concepción del hombre que reposa sobre la organización efectiva de la vida en sociedad y sobre la institucionalidad.

EL Estado en materia política fiscal toma decisiones para la situación específica de su economía, de acuerdo al comportamiento de las regiones y la ejecución del gobierno que tomen sus electos por el voto popular del pueblo. La riqueza gira en torno a la dinámica de los mercados y los medios de producción, de ahí que el gobierno tiene que incentivar el consumo de los productos nacionales, reduciendo los impuestos o siendo flexibles con estos en los pagos de la contribución de impuestos que le cobran al público,  de ahí que los ingresos que tengan las personas disponibles para comprar bienes y servicios y su consumo en general, no se mide con disminuir la pobreza en un Estado asistencialista, sino en la posibilidad que las personas generen ingresos. Porque el Estado o las administraciones son los mayores consumidores o quien más gasta dinero en inversión y funcionamiento, Diferente a las empresas privadas.

Gobernar es antagónico al de administrar, se dice que en las fauces de los grupos económicos están los intereses mezclados en los asuntos políticos. La misma sociedad civil se acomoda dentro del sistema con una ciudadanía expectante de un cambio y acepta de entrada el nuevo modelo para bien o para mal, en aras del ejercicio que se da cada cuatro años con problemáticas inevitables, en el manejo de los dineros públicos, a la cual están expuestos, ya no al fantasma de corrupción, si nos carteles del gobierno, quienes más gasten y roben para sus propios bolsillos de las familias que hacen multimillonarias de la noche a la mañana.

Más reciente