ir al contenido

Señor Empresario

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Una administración pública, todos lo sabemos, debe tener en sus ejecutivos, mandos medios y funcionarios en general, el más alto nivel de capacidad técnica, su gran proceder en el trato humano y la mejor ética, por encima de consideraciones de iglesias o religiones. Los fundamentos técnicos los entrega la universidad, conjuntamente con los seminarios y cursos de actualización para aquellos que no han subido al alma mater, y desde luego para los ya universitarios que desde todo punto de vista necesitan el refresco de la actualidad.

Los seminarios y cursos de comportamiento humano, son voces conocidas en toda la actividad del saber, pero que le hacen énfasis en los posgrados de administración y gerencia de grandes negocios. El ser, de no actuar con la maldad, debe emanarse desde la misma familia y desde los años en que el niño empieza a dar sus primeros balbuceos. No todos los niños nacen para ser altos religiosos, pero sí, para ser grandes seres, que formen el espiral de la subida, al sublime orgullo de hacer el bien.

Viene luego, la forma como se manejan los recursos, que no debe darse de manera simplista, en el ahorro del gasto público o en el endeudamiento para obras innecesarias o inconclusas que dan como resultado el despilfarro y la malsana corrupción. El presupuesto debe ejecutarse en un cien por ciento, no porque sí deba erogarse, sino que ese es el mandato en pro de un excelente programa de desarrollo, que se convierte en mejor presentación de su territorio, una seguridad con confianza, en que el funcionario, el policía y los entes de control sumen amistad con el ciudadano.

Así mismo, el soltar el presupuesto, genera empleo, genera ingreso, que hace dar una amplia dinámica a la economía y por consiguiente, menos ladrones y menos comportamientos agresivos, porque al estar en un ambiente sostenible, no hay lugar para la pesadumbre y el rugir del nervio hacia la incertidumbre del futuro.

Una masa hambrienta, con un desempleo del más del veinticinco por ciento de la población económicamente activa, no puede ser honesta en su manera de pensar y por consiguiente se vende por un grano de maíz, porque como lo dijera un poeta, preocupémonos por la comida, que, si no se encuentra, esta si es mortal y no por el alma que no consume alimentos para llegar al cielo.

Entonces, señor empresario, llamase también concejales, diputados, nuestra ética también está en servir y no aprovechar la necesidad. Se han visto peces multicolores en aguas bien cristalinas que sirven para beber y para dar espacio a un alimento humano. Lo moral, no quita ni capacidad ni inteligencia.

El gobierno actual, de Petro, en miles de años es el más mediocre; el de funcionarios que se puede observar, tienen pésimos conocimientos, muchos de ellos graduados en la universidad del robo y la maldad. Ministros con fuerza pública, que quisiera que esta se acabara; ministros de educación manipulados por un Fecode, que dirige profesores que a esta altura muchos nunca han conocido un computador. Vergüenza en esos funcionarios del estado nacional. *Contador Público. Asesor Empresarial.

Más reciente