ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Señor Empresario

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Hace 100 años (1924), la población de Colombia era de aproximadamente seis millones de habitantes. Por el mes de enero había un verano intenso, un calor sofocante, en donde Bogotá, tenía más de 25 grados de temperatura en el día, y algunos ríos presentaban poca corriente. Un caso curioso, fue, que se detectó que había más de 25.000 médicos falsos porque también había Universidades que se prestaban para entregar cartones más podridos que muchos funcionarios del actual gobierno.

Para esa época era presidente de esta nación, el militar e ingeniero Pedro Nel Ospina, quien asume la presidencia el 7 de agosto de 1922, a la edad de 64 años. Pues bien, hace 100 años de poca población, (6 millones de habitantes), pero no de soledad, se da cuenta de hechos de suma importancia: Se construyó el oleoducto de Barrancabermeja a Cartagena, con la importancia que ello tenía, ya que los gringos podían llevarse el petróleo más barato y más cómodo, pero de todas formas un gran trabajo de ingeniería.

Se construyó el ferrocarril del pacífico, dándole gran importancia al puerto de Buenaventura. Se impulsó el proyecto de ley para crear la Caja Agraria, para darle un impulso al sector agrícola. Se perfecciona el Banco de la República y se crea la Contraloría General de la Nación con la ayuda de la misión gringa Kemmeler. Pero tiene especial significado que el gobierno recibe 25 millones de dólares, como indemnización, por la separación de Panamá, hecho ocurrido en 1903, con ocasión de la construcción del canal de Panamá. Fueron muchos más los acontecimientos que dieron buena luz, con una juventud alegre, más citadina y con un alcance de conocimientos, sobre todo de la clase alta, dada la llegada de la radio que era el internet o la red social de la década de los años veinte. Esa década fue de la más pacífica tanto en lo nacional como a nivel internacional. No había un solo pobre en estado de indigencia.

Cien años después, lo primero que encontramos son seis millones en estado de indigencia, la misma cifra que había felizmente viviendo en la era descrita y un presidente que no tiene ningún grado académico, solo el de guerrillero con mente atormentada según dicen por el efecto del alcohol y las drogas, pensando en construir un ferrocarril volador que vaya de Buenaventura a Barranquilla, para no dañar el medio ambiente.

El adelanto técnico científico de Colombia es altamente calificado con buena nota, a pesar de tenerse un estado corrupto en el ejecutivo, legislativo, en las fuerzas militares, en los órganos de control, como la fiscalía, la procuraduría, la contraloría, amen de grupos guerrilleros de izquierda y derecha que mangonean al estado político, que no tienen la fuerza de tomarse el poder, pero si “joder” para beneficio propio como lo hace la izquierda en el mundo. Ver el caso del dictador Fidel Castro que tuvo 25 mansiones con 25 mujeres, todo por cuenta del estado y la “dictadura del proletariado”.

No lejos se encuentra Colombia con una Verónica moviendo sus glúteos por todo el mundo con viáticos estatales. Tenemos riqueza, pero una administración presidencial y conexa que son una grosería intelectual y moral, agregando a la incapacidad profesional y mediocre del Banco de la República. Lo bueno lo tiene en Colombia, la empresa privada.

*Contador Público. Asesor Empresarial.

Más reciente