ir al contenido
🔴

Sensación térmica récord en Río de Janeiro supera los 60 grados durante ola de calor

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Río de Janeiro registró una sensación térmica de 60,1 grados centígrados este fin de semana, forzando a los residentes a buscar alivio en las playas. Las autoridades locales emitieron una alerta amarilla y anticipan más días calurosos.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Río de Janeiro sofocante: la sensación térmica supera el umbral de los 60 grados

La ciudad de Río de Janeiro, conocida por su vibrante vida en la playa y el calor tropical, ha establecido un nuevo hito en su historia climática. Este fin de semana, las temperaturas se han disparado tanto que la sensación térmica alcanzó los 60,1 grados centígrados, generando alarma entre los residentes y forzándolos a buscar alivio en las costas.

Testigos del fenómeno climático extremo, las populares playas cariocas se vieron inundadas por multitudes en busca de un respiro frente al mar. "Hace mucho calor. Este fenómeno se debe a condiciones particulares de nubosidad y lluvia que, cuando son mínimas, provocan un considerable aumento de la temperatura", explicó Olivio Bahía, meteorólogo destacado.

El área de Guaratiba fue la más afectada, transformándose en el epicentro del calor, un efecto potenciado por un fenómeno meteorológico proveniente del sur. Mientras tanto, los barrios del norte, como Irajá, registraron temperaturas menores, pero igualmente abrasadoras, marcando 40,3 grados en el termómetro, con un cielo sin esperanzas de lluvia.

Las autoridades locales, conscientes de la situación, han emitido una alerta amarilla y un pronóstico que anticipa más jornadas calurosas con máximas que podrían oscilar entre los 42 y 50 grados. Frente a esto, se han ofrecido recomendaciones para sobrellevar la ola de calor y se han sugerido playas idóneas para encontrar alivio, mencionando puntos icónicos como Barra de Guaratiba, Prainha e Ipanema.

Bahía comparte un atisbo de esperanza, señalando que "durante la semana aumentará la probabilidad de lluvia, lo que puede aliviar la situación. No obstante, las precipitaciones podrían llegar en forma de tormenta". Esta oleada de calor no es un evento aislado; apenas el pasado 17 de enero, la ciudad experimentó condiciones climáticas similares, con una sensación térmica marginalmente inferior a la de este sábado.

Las comunidades más vulnerables, como Rocinha, donde un habitante comparó la situación con "una sensación de sauna", están entre las más impactadas debido a la alta densidad poblacional y las construcciones precarias que definen estos sectores.

Más reciente