ir al contenido
🔴

Tras inclemente dolor, joven muró después de recibir una patada en los testículos

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Un auxiliar de enfermería de Madrid murió después de ser agredido por un paciente. El sindicato CCOO de Madrid ha denunciado a la Orden de San Juan de Dios, propietaria del hospital, por negligencia y falta de medidas de seguridad adecuadas.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Un auxiliar de enfermería falleció tras recibir la agresión de un paciente en el pabellón San Nicolás del Hospital Fundación Instituto San José, en Madrid. El trabajador, que recibió una fuerte patada en los testículos, falleció horas después.

El sindicato CCOO de Madrid ha denunciado en la Inspección de Trabajo a la Orden de San Juan de Dios, propietaria y gestora del Hospital Fundación Instituto San José, y exige que “se depuren responsabilidades civiles y penales” por la muerte del trabajador sanitario.

La víctima “se encontraba realizando sus funciones habituales en el turno de tarde cuando un paciente se acercó a él le cogió por los hombros y le propinó una fuerte patada en los testículos desde abajo. El trabajador cayó al suelo lateralmente, perdió temporalmente la consciencia y se quedó pálido sin poder moverse unos instantes”, señala el texto de CCOO Sanidad Madrid.

“Fue trasladado a la Enfermería, donde recibió asistencia sanitaria por parte de una enfermera, pero no asistencia médica. Le mantuvieron en reposo hasta las 19 horas, pero en ningún momento fue atendido por un profesional médico. Transcurrido ese tiempo la empresa le facilitó un parte de asistencia para que acudiera a la mutua y, dada la hora, no podía acudir hasta el día siguiente. Ya fuera de las instalaciones del hospital el trabajador falleció”, explica el sindicato en el texto en el que argumenta su denuncia.

Desde el sindicato denuncian que no se aplicaron los protocolos de agresión en el entorno laboral. También aseguran que la empresa no adoptó las medidas preventivas adecuadas y que, tanto la víctima como el resto de profesionales, no cuentan con la “formación suficiente y adecuada” para enfrentarse a estas situaciones.

“Es evidente que no existían medidas preventivas adecuadas ni el personal cuenta con formación suficiente y adecuada para hacer frente a este tipo de conflictos en el centro sanitario. Por ello, hemos denunciado estos graves hechos en la Inspección de Trabajo y exigimos que se depuren todas las responsabilidades civiles y penales por esta nueva agresión con resultado de muerte”, ha señalado Manuel Barroso, secretario de Salud Laboral de CCOO Sanidad Madrid.

Más reciente