ir al contenido
🔴

Un orates "gestor del cambio"...

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El autor compara al actual jefe de Estado colombiano con la figura del "Capitán Orates", sugiriendo que demuestra incompetencia, incoherencia y abuso de poder. Critica sus medidas y discursos, y defiende la autonomía del pueblo colombiano.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Gerson Moreno Corzo

Desde la Edad Media, se conoce un término muy particular, el cual pretendía definir en "algunas personas" la incapacidad de coordinar las ideas, los postulados, así como las ejecutorias lógicas en el manejo de las acciones que un individuo en el Ejercicio del Poder (especialmente), no poseía en su momento. Esa palabreja es: "Orates", la palabra en mención proviene del catalán (o lengua Romance) usada en Cataluña España, la palabra Orates sin mayores adornos quiere decir "Un Loco", no obstante, si vamos a la formalidad interpretativa del diccionario, su definición sería: "Persona que ha perdido el juicio".

Para tomar como un aliño paradójico del significado de esa palabra, ha calado su aplicación en una serie de dibujos animados muy famosa: "los Simpson", allí el protagonista llamado Homero Simpson, en uno de sus capítulos es llamado: "El Capitán Orates". Posiblemente para quienes no tenemos una "claridad costumbrista" con este tipo de historietas, si resulta muy interesante ese dato curioso. En ese orden de ideas y "atando algunos cabos", mirando en su época el presidente de EE.UU. Abraham Lincoln en una de sus intervenciones de gobierno lo siguiente: "Se puede engañar a algunos por algunas veces, a algunas personas todo el tiempo, pero no se podrá engañar a todo el mundo todo el tiempo".

Esta concatenación de circunstancias entre el perfil del "Capitán Orates y el sabio pronunciamiento del presidente Lincoln, parecieran encarnarse hoy en Colombia con las ejecutorias de poder de parte de: "El Capitán de la nave del Cambio”! El jefe de Estado Colombiano hoy con su desparpajo de criterio ideológico- politiqueros es el protagonista quien con sus: incoherencias, incompetencias, reversazos, y discursivas incendiarias etc., entra en ese perfil ORATE de la ignominia.

Después de haber pronunciado en la "tarima del 1 de Mayo", se ve el desajustado e incoherente Gobernante, en delirante estilo Medieval, pronunciando según El "Los altruistas argumentos de un golpe blando", dejando dudas sobre su real gestión de Gobierno, enmarcada en desaciertos administrativos.

Con su "Lenguaraz expresión en tono amenazante sin argumentación lógica saluda de su impronta particular de gobernar, dedicó su discurso a ridiculizar a aquellos que en grandes multitudes en las calles de Colombia sentaron su postura días antes (el 21 de abril) y no necesitaron de tarima alguna para mostrar una posición clara al desgobierno en ejercicio.

El "Capitán Orates del Cambio" se ha venido lanza en ristre con su "Delirium Tremens" ideologizado en contra de la Constitución política de 1991, dejando muy definida su "Falta de lucidez Político-administrativa", pero aquí hay que recordar: Los Colombianos no somos súbditos, ni estamos en la Edad Media, para que se nos impongan discursos de terror y reverdecencia de odios fallidos del pasado, por parte de quién hoy en el país, como un "Capitán Orates del Cambio" pretenda someter a sus caprichos a un pueblo Inteligente y no servil a sus propósitos. Viva Colombia Libre en Orden y Soberana… ¡CARAJO!

* Jurista Egresado UIS.

Más reciente