ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Arabia Saudita autorizará venta de alcohol a diplomáticos no musulmanes

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Arabia Saudita planea permitir la venta de alcohol a diplomáticos no musulmanes por primera vez en 80 años. La medida busca reducir el comercio ilegal de alcohol y se enmarca en la agenda de reformas sociales "Visión 2030" del príncipe Mohamed bin Salman.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Luego de 80 años de prohibición. Tras más de 80 años de proclamar la prohibición, Arabia Saudita planea autorizar por primera vez la venta de bebidas alcohólicas a diplomáticos no musulmanes, informaron fuentes cercanas a la cuestión que pidieron mantener el anonimato.

El alcohol “se venderá a los diplomáticos no musulmanes”, que hasta ahora solo podían obtenerlo importándolo mediante la "valija diplomática", precisó una de las fuentes. Arabia Saudita busca reducir el mercado negro de alcohol con la autorización de su venta a diplomáticos.

La venta de bebidas alcohólicas está prohibida por ley en Arabia Saudita desde 1952, poco después de que uno de los hijos del rey Abdulaziz se emborrachara y, en un ataque de ira, matara a tiros a un diplomático británico.

Durante años han circulado rumores de que el alcohol volvería a estar autorizado en el marco de una serie de reformas sociales introducidas como parte de la agenda denominada Visión 2030 del príncipe heredero Mohamed bin Salmán, que incluye la autorización de cines y festivales de música con la presencia conjunta de hombres y mujeres.

Nuevo marco de regulación

Un comunicado del gobierno saudita afirmó que las autoridades introducirán “un nuevo marco regulatorio (...) para contrarrestar el comercio ilícito de productos alcohólicos recibidos por las misiones diplomáticas”.

El nuevo proceso consistirá en asignar cantidades específicas de productos alcohólicos al entrar en el país para poner fin al anterior proceso no regulado que provocaba un intercambio incontrolado de dichos bienes.

Las normas vigentes hasta ahora dejan a la mayoría de los 32 millones de sauditas pocas posibilidades de consumir bebidas alcohólicas. Según la ley saudita, las sanciones por consumo o posesión de alcohol pueden incluir multas, penas de cárcel, flagelación pública y deportación para los extranjeros.

Más allá de asistir a recepciones diplomáticas, pueden hacer vino casero o recurrir al mercado negro, donde las botellas de whisky pueden llegar a costar cientos de dólares en vísperas de fiestas como Nochevieja.

Más reciente