ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Turista encuentra diamante de 7 quilates en un parque

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Julien Navas, un francés de 42 años, encontró el octavo diamante más grande en el Cráter de los Diamantes en Arkansas, EE.UU. Planea usar el diamante de 7.46 quilates para hacer un anillo de compromiso para su futura esposa.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Julien Navas, de 42 años y originario de París, Francia, hizo un descubrimiento tan raro como excepcional durante su estancia en Estados Unidos a principios de enero, se encontró un diamante de 7.46 quilates.

Pero lo fascinante del hallazgo es que se trata del octavo diamante más grande descubierto en el Cráter de los Diamantes, un parque ubicado en Arkansas, de acuerdo con su sitio Web.

Sin embrago, el descubrimiento fue fortuito, pues Julien Navas, quien es padre de una niña de 3 años, visitó Estados Unidos con el propósito de asistir al lanzamiento del cohete Vulcan Centaur en Cabo Cañaveral, Florida.

Así, este buscador de oro aficionado y entusiasta de las excavaciones, escuchó hablar del Cráter de Diamantes y no perdió la oportunidad de desenterrar uno para su futura esposa, sin embargo, su sorpresa fue enorme cuando encontró algo inesperado.

Después de mil 500 kilómetros en coche y dos días de viaje, Julien Navas llegó al parque, un volcán antiguo que entró en erupción hace 90 millones de años y en donde el magma sacó a la superficie miles de diamantes.

Obsequios a futura esposa e hija

El hombre, esperanzado en encontrar algo comenzó a cavar y por un momento decidió explorar fuera del cráter, fue entonces cuando, luego de tres horas de caminata encontró una pequeña piedra que le parece un “cuarzo color chocolate” con un brillo excepcional.

Al mostrarlo a un explorador que se encontraba con él, este le confirma que efectivamente era un diamante. Luego de un largo proceso para que se le permitiera salir del parque con un certificado, el hombre ahora presume tener una joya única con la que fabricará el anillo de compromiso de su futura esposa.

Con la certificación, Julien ahora puede tallar su piedra preciosa y asegura que le gustaría utilizar una parte para regalarle una joya a su hija.  Tampoco conoce el valor de su diamante, dependerá de las posibles fracturas o impurezas observadas por el tallador, pero también de la pureza y el color final.

Más reciente