ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Si no desparasita a su gato se puede contagiar de hemobartonelosis felina

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Iniciar el año con la pata derecha. Una enfermedad infecciosa frecuente que afecta sobre todo a los mininos portadores del virus de la leucemia o de la inmunodeficiencia felina.

Quienes comparten su hogar con gatos saben que todos los días junto a ellos son de alegría y mucho amor. Hoy por hoy, los gatos son una de las mascotas más comunes, y más queridas, de los hogares colombianos. Según las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), se estima que alrededor del 40,2 % de los hogares en Bogotá tienen mascota, y en el 43,7 % de esos casos se trata de un gato.

Por este motivo, los responsables de estos animales de compañía deben conocer que existen algunas enfermedades que afectan a los gatos y, en muchos casos, pueden provocarle graves problemas a la salud como, y también afectar su bienestar, como, por ejemplo, la hemobartonelosis felina.

¿Cómo se transmite?

Esta es una enfermedad infecciosa común causada por una bacteria parásita que afecta principalmente a gatos portadores del virus de la leucemia o la inmunodeficiencia felinas, además de aquellos que tienen un estilo de vida semilibre, una alimentación deficiente o han sufrido situaciones estresantes que debilitan su sistema inmunológico, como cirugías, peleas o viajes.

“Esta bacteria se transmite generalmente a través de las pulgas, por lo que la desparasitación externa es un aspecto esencial en la prevención. A su vez, es posible la transmisión de las madres a las crías a través de la leche o la placenta. También hay un mecanismo de transmisión que se da por mordeduras entre los propios gatos o por transfusiones de sangre entre felinos portadores de esta enfermedad e individuos sanos. Por ello es importante acudir con la mascota a chequeos veterinarios periódicos, más aún cuando los gatos tienen contacto con otros felinos, si se está pensando en adoptar un nuevo minino, o si su mascota sale continuamente de casa”, señaló Gabriel García, Gerente técnico de la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en Colombia.

La hemobartonelosis felina es causada por una bacteria denominada como Mycoplasma haemofelis, la cual ataca el sistema inmunológico del felino, sin importar la edad de estos, afecta las células rojas de la sangre y provoca una anemia de tipo infeccioso. El periodo de incubación es de 6 a 17 días, aunque, en algunos casos, puede presentarse de forma latente e inclusive, llegar a desarrollar presentaciones clínicas más graves como resultado del estrés o de algunas enfermedades concurrentes.

Para tener en cuenta

Ante este panorama, MSD Salud Animal en Colombia, comparte algunos puntos importantes que hay que tener en cuenta en relación con esta enfermedad:

Prevención: la hemobartonelosis felina se transmite principalmente por artrópodos succionadores de sangre como las pulgas; por este motivo, es esencial prevenir la infestación de estos parásitos con tratamientos innovadores de desparasitación externa y de larga duración, que no solo protejan a la mascota de parásitos externos hasta por 12 semanas, sino que, además, rompan con el ciclo de vida de las pulgas y hagan un control de las reinfestaciones de la vivienda. De esta forma, las mascotas, y los hogares donde comparten con el ser humano, estarán libres de pulgas.

Síntomas: esta enfermedad tiene tres etapas: fase aguda, de recuperación y crónica. Los signos más graves se observan en la primera etapa, la cual se caracteriza por la presentación de letargo, debilidad, taquicardia, taquipnea, anorexia, pérdida de peso, deshidratación, fiebre, depresión y, con menos frecuencia, esplenomegalia (agrandamiento anormal del bazo) e ictericia (mucosas amarillentas). Si la anemia hemolítica felina no se diagnostica y se trata oportunamente, el paciente puede morir.

Tratamiento: el tiempo de tratamiento de esta enfermedad es de 28 días, aproximadamente. Vale la pena mencionar que aquellos gatos ya infectados con hemobartonelosis, seguirán siendo portadores de la enfermedad incluso después del tratamiento, y no deben ser tenidos en cuenta como donantes de sangre para otros individuos. Asimismo, este procedimiento no previene la recurrencia de la anemia, por lo que podría surgir, en algún tiempo, un nuevo cuadro infeccioso y no presentar signos clínicos.

Desde los primeros meses de vida, y también a través de toda la vida del gato, la tenencia de un felino doméstico en el hogar y compartir con él en familia, son decisiones que implican estar velando por su salud y acudir a controles frecuentes con un médico veterinario para reforzar su cuidado. Sin embargo, si su mascota ha sido diagnosticada con esta enfermedad, el animal puede sobrellevarla cuando se le cuida apropiadamente. En sintonía con este tema, es primordial fortalecer las medidas de prevención en los gatos ante enfermedades como la leucemia felina, por medio de la aplicación de vacunas vanguardistas, desarrolladas bajo los más altos estándares de calidad e investigación.

Más reciente