ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Experiencia de Jaime Suárez vertida en la Ruta del Cacao

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Fotos: Carlos Vargas/EL FRENTE.
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Asesoría total del mejor ingeniero del país

Natural del municipio de Zapatoca, Santander, el Ingeniero Civil Jaime Suarez Díaz, es quien más ha escarbado la tierra y realizado recomendaciones concretas para la construcción de magaobras en Santander, en especial carteras y autopistas.

Por: Rafael Serrano Prada. Director/EL FRENTE.

Con más de cincuenta años en el ejercicio de la profesión de Ingeniero Civil, y con miles de grandes obras a cuestas, el mejor ingeniero de Colombia, el santandereano Jaime Suárez Díaz, no para de trabajar y es uno de los asesores de la construcción de la autopista Bucaramanga- Barrancabermeja – Yondó, BBY, la cual quedará finalizada en su totalidad en aproximadamente 30 días.

Jaime Suárez Díaz cumplió un papel vital en la construcción de esta autopista de cuarta generación como asesor e información técnica, sobre todo en el manejo de los coluviones que es el gran ‘dolor de cabeza’ para los constructores e inversores de esta autopista.

En diálogo con Diario EL FRENTE, el ingeniero Jaime Suárez Díaz, nos cuenta sobre la evolución de esta construcción y los inconvenientes surgidos para poder terminarla y cuyo avance está en un 98%.

¿Cuál fue su principal trabajo en esta autopista?

“El manejo de los coluviones, porque yo he investigado, específicamente, coluviones. Hay un problema complejo, lógicamente muy difícil en la Unidad Funcional 8, desde el punto de vista técnico, porque se requiere hacer unas obras muy complejas y muy complicadas, y eso requiere una gran inversión económica, que muy posiblemente el Concesionario precisa que la Agencia nacional de Infraestructura, ANI, le apoye con dinero y con logística”.

¿Qué hace falta en esta Unidad Funcional 8 para que quede terminada y segura en un ciento por ciento?

“Se requiere de una enorme inversión de dinero. Esto resulta muy costoso porque este es el cuello de botella en el cual se presentaron los derrumbes que taponaron la vía desde octubre. Allí el terreno no ayuda mucho y para asegurarlo bien, hay que gastar mucho dinero”.

¿Ese es el único inconveniente o hay algo más que se tenga que intervenir?

“Hay dos problemas. El primero es el que tenemos la discusión con el dueño dio los predios, con la familia Prada, que no quieren ceder para negociar un tramo de 300 metros, y los problemas arriba, en la vida nueva, donde hay unas dificultades geológicas muy complicadas de resolver. Son dos temas que hay que resolverlos en forma paralela y para todo esto se requiere de muchos recursos económicos”.

Por costos nadie se arriesga a hacer un túnel

Para el Ingeniero Suárez Díaz, existen dos maneras de solucionar los problemas de la Unidad Funcional 8. La primera sería un túnel que nadie se atrevería a construir por los altos costos y la otra es trazar una variante, pero para no meterse en vericuetos, es mejor darle solución a esos teres kilómetros que faltan en la vía actual.

Usted que es un experto en la construcción de túneles, o falsos túneles como usted los llama, ¿no encuentra la posibilidad de atravesar la montaña pueda resolverse el asunto?

“Esa es una de las posibles soluciones, un túnel. El problema es quién aporta los recursos para ese túnel. Creo que, a mi modo de ver las cosas, el concesionario no tiene en este momento esos recursos. Se requiere que la ANI apoye, pero es mucho dinero”.

¿No hay otro sitio, otra forma de sacar la vía por otro lado?

“Nos tocaría hacer otra variante, la cual también vale mucho dinero, entonces creo que hay que buscar soluciones con ese corredor que hemos construido ya 147 kilómetros y nos faltan 3 kilómetros, para esos se necesita también unos recursos y también deben apoyar la ANI, los gremios económicos. Necesitamos dineros para sacar adelante el proyecto y que se inaugure pronto”.

¿Cuánto pueden valer esas obras?

“Es muy difícil dar un valor, pero esos tres kilómetros puedan absorber una inyección de unos 200,000 millones de pesos. Hay que conseguirlos y así Santander tendrá, por mucho, la mejor autopista del país”.

Más reciente