ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Advierten sobre debilidad del regulador térmico del planeta

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (Amoc), corriente clave en la regulación de la temperatura del planeta, se debilita a ritmos acelerados a causa del deshielo de glaciares y capas de hielo. Expertos advierten un posible colapso a mediados de siglo.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La corriente que ayuda a regular la temperatura del planeta se está deteriorando, advirtieron expertos ambientalistas. Se trata del flujo de la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (Amoc), que se está debilitando a ritmos acelerados, lo que pone a esta corriente en un punto de quiebre.

La Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico se acerca a un punto de quiebre, alertaron expertos. Este sistema de corrientes está afectado debido al deshielo acelerado de los glaciares y capas de hielo de la atmósfera, que vierte agua dulce al mar y obstruye el hundimiento de agua más salada y cálida del sur.

De acuerdo con los expertos, Amoc se ha deteriorado 15% desde 1950 y se encuentra en su estado más débil en más de un milenio.

¿Qué es la Amoc?

La Amoc es una corriente marina que transporta calor, carbono y nutrientes desde los trópicos hacia el Círculo Polar Ártico, donde se enfría y se hunde en las profundidades del océano.

El flujo marítimo en esta zona ayuda a distribuir energía alrededor de la Tierra y modula el impacto del calentamiento global provocado por el hombre. Juega un papel crucial en el sistema climático, ayudando a regular los patrones climáticos globales”, agregó la publicación.

Amoc transporta agua cálida desde los trópicos hacia el Atlántico Norte, donde el agua se enfría, se vuelve más salada y se hunde profundamente en el océano antes de extenderse hacia el sur. Según el estudio, la corriente va hacia un punto de quiebre, algo que no había ocurrido en más de 10 mil años.

La corriente podría colapsar hacia mediados de este siglo, o incluso a partir del año 2025, debido a la emisión de contaminantes que calientan la Tierra. Un evento de tal magnitud sería catastrófico para cada persona del planeta, dicen los expertos.

Estos depósitos de carbono, como la Amoc, ayudan a reducir la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera y desempeñan un papel fundamental en la moderación del calentamiento global.

Más reciente