ir al contenido
🔴

LOS SURCOS DEL REPRESENTANTE CRISTIAN AVENDAÑO

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El representante Cristian Danilo Avendaño Fino ha hecho un trabajo destacado en la política de Santander, destacándose a nivel nacional en temas de trascendencia política y medioambiental. Sin embargo, necesita integrarse más con los alcaldes y los concejos municipales.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Oscar Jahir Hernández Rugeles

Nadie sabe de dónde salieron ni por dónde llegaron, pero para el dolor de muchos, ahí están unos verdes parados en la raya de la política regional, levantando su voz desde lo nacional para que se incomoden algunos en lo local. Uno de ellos es el representante Cristian Danilo Avendaño Fino, quien parado sobre las sombras que los semáforos proyectan en las esquinas, decidió darle un concierto a la política tradicional y ganarse una curul en la Cámara de Representantes frente a quienes con una gran estructura burocrática jamás pensaron perder. Su equipo de trabajo tomó la decisión de hacerse marrones y por lo tanto aguantarse también los tirones. Con sus periódicos afectaron la imagen de quienes se creían intocables, por lo cual no tardaron mucho en salir a desquitarse de la peor manera en contra de un grupo de jóvenes que encontraron en la unión y la camaradería la mejor manera de hacer política. Al final de cuentas lo lograron, pero lo verdaderamente importante no era ganar las elecciones, sino demostrar a la ciudadanía que sí estaban hechos para un control político serio y responsable en favor del departamento de Santander. De los siete representantes con los que se cuenta en la región, Avendaño ha logrado resaltar en el contexto nacional gracias a su trabajo en temas mediáticos y de trascendencia política que lo revisten de una vigencia que no tienen los demás. El golpe a la elección del contralor nacional, la aprobación de la ley de “chao marcas de gobierno” y sus luchas por las iniciativas en materia medioambiental son solo una mínima parte de lo que ha hecho en su labor como congresista. Y si creen que eso es poco, pueden acudir a la revisión de los informes en materia de rendición de cuentas donde podrán encontrar los proyectos de ley que en autoría y coautoría ha presentado, así como también las proposiciones, las constancias y los debates de control político que junto con su equipo de trabajo ha formulado en el Congreso. El trabajo implementado respecto a sus promesas de campaña avanza en buena forma y las luchas jurídicas por las causas que los unieron en las calles con diferentes sectores de las organizaciones populares, juveniles y educativas, tienen el suficiente sustento como para decir que no van fallando en ese tema. Avendaño se convierte así en un congresista juicioso y destacado al que le falta integrarse más con los alcaldes y los concejos municipales para ayudarlos en la gestión pública de sus proyectos y la consecución de recursos ante el gobierno nacional, que es en últimas la labor que en los pueblos más extrañan de los congresistas. Se viene un año crucial para Avendaño porque las casas tradicionales se volvieron a unir y los financiadores de campañas tomaron el aire que necesitaban, por lo tanto los verdes no pueden desconocer que al final de los surcos que crearon, los dinosaurios estarán ahí. Próxima Columna: En la Colina de Mary Anne Andrea Perdomo Gutierrez

Más reciente