ir al contenido
🔴

Cecilia Reyes de León: ‘La rectora policía de la UIS’ abril 1977 - septiembre 1978

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

A lo largo de sus 76 años de historia, la Universidad Industrial de Santander, UIS, ha tenido 31 rectores, desde su fundación en 1948 hasta la actualidad, entre los que se destaca el doctor Nicanor Pinzón Neira, como primer rector y Rodolfo Low Maus, que fue rector desde octubre de 1957 hasta noviembre de 1962.

En la actualidad está al frente de la UIS Luis Hernán Porras Díaz, rector y representante legal de la Universidad Industrial de Santander, es ingeniero civil egresado de la Universidad Industrial de Santander; máster en Informática y doctor en Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid (España).

De eso 31 rectores, la historia señala que sólo una mujer ha ocupado ese cargo y por muy poco tiempo, ya que luego de dos atentados contra su vida, una bomba en su residencia familiar y otra en su automóvil, tuvo que dejar la ciudad e irse a Bogotá, para protegerse ella y su familia.

Para destacar a la doctora Cecilia Reyes de León, en Diario EL FRENTE tomamos la entrevista realizada por Gonzalo Serpa Isaza, periodista de la dirección de Comunicaciones de la UIS, con motivo de los 75 años de esta Alma Mater y publicada en la Revista Cátedra, de la Universidad Industrial de Santander.

¿En qué año ingresó a la Universidad Industrial de Santander y cómo ve la diferencia con la UIS hoy, 75 años después?

“Además de ser la exrectora más antigua, creo que también soy la egresada más antigua, pues yo ingresé a estudiar a la universidad en 1953. Era una universidad de puros hombres, las instalaciones quedaban en la carrera 13 con calle 43, frente al Coliseo Peralta, en una casa de dos pisos; ahí cabíamos todos, porque no eran sino tres carreras: Ingeniería Química, Ingeniería Mecánica e Ingeniería Eléctrica. A diferencia de hoy, en donde hay como 150 carreras, unas 45 de pregrado y el resto de posgrado. A diferencia de entonces, cuando éramos escasamente 87 alumnos en toda la universidad y hoy hay cerca de 22 mil. A diferencia de la infraestructura, esa casa de dos pisos en donde cabíamos todos y hoy contamos con un campus maravilloso, lindísimo, en donde hay múltiples edificios de todas clases y para todas las carreras, además de un campus de salud, un campus en las distintas regiones del departamento”.

¿Cómo se fortaleció la Universidad durante su administración?

“Cuando yo llegué a la UIS en el año de 1977 como rectora, yo había estado allí como docente, como decana de Ciencias, y como tal me habían nombrado como representante de los decanos ante el Consejo Superior. En ese momento la Universidad Industrial de Santander era famosa por sus múltiples problemas, se había convertido en un caos total, era una época en que la revolución universitaria no era solamente acá, sino en todo el mundo. Había movimientos revolucionarios de estudiantes en Francia, París, en Argentina, y en Colombia, pero el de aquí fue especialmente fuerte porque aquí nació el ELN. Y cuando yo llegué hacía tres años que en la UIS no se podía cursar un semestre por año. Los tres rectores anteriores los habían sacado prácticamente a empellones de la UIS. Esa era la situación de la UIS cuando me nombraron. Toda mi familia y amigos se opusieron rotundamente a que yo aceptara, porque lo menos que decían era que me iban a matar. Yo, como miembro del Consejo Superior que era, estaba muy empapada de la situación y con ese amor por la UIS siempre pensé que era posible superar esa situación, siempre que se contara con un grupo de colaboradores que tuvieran el mismo pensamiento mío, que era ponerle orden a la Universidad y eso fue lo que hicimos. Se le puso orden, se logró la normalidad total, se hicieron unos cambios fundamentales en los reglamentos académicos, administrativo, de comedores, de residencias, etcétera, y se aplicaron todas las sanciones que había que aplicar porque la gente no podía seguir creando ese caos en la Universidad y no podía seguir impidiendo que la UIS funcionara. Cuando ya se normalizó todo, después de que me pusieron una bomba en la casa, entonces seguí de rectora después un tiempo hasta que la Universidad siguió bien; renuncié a la Rectoría y volví a la docencia. Y estando de docente me pusieron otra bomba, esa en el carro. Entonces eso sí fue definitivo en mi familia para que me obligaran prácticamente a irme de Bucaramanga para Bogotá”.

¿Puede enumerar tres hitos que han marcado la trayectoria de la Universidad?

“Creo que algo histórico y que poco se conoce fue el hecho de que los primeros egresados de ingenieros de petróleos, la primera Facultad de Ingeniería de Petróleos que hubo en Colombia fue esta, la de la UIS. Y la primera Facultad de Ingeniería Metalúrgica que hubo en Colombia fue la de la UIS. Y esos primeros egresados, los primeros ingenieros colombianos que hubo en Barrancabermeja manejando la industria del petróleo, que estaba en manos de la Tropical Oil Company, fueron egresados de la UIS. Y los primeros ingenieros colombianos que manejaron la siderúrgica de Paz de Río, que estaba en manos de franceses, fueron egresados de Ingeniería Metalúrgica de la UIS. También me parece muy importante la regionalización. El hecho de que la UIS esté dispersa por todo el departamento ha hecho posible que el desarrollo de Santander, a diferencia de lo que pasa en la mayoría de los departamentos, no esté concentrado en su capital Bucaramanga, sino que exista gran desarrollo también en Barrancabermeja, en Barbosa, en el Socorro y en Málaga. Y como tercer hito, mencionaría lo que existe acá como apoyo a la investigación de punta, que es el Parque Tecnológico de Guatiguará, que es un ejemplo nacional, es el único parque tecnológico en una universidad colombiana”.

¿Cuál es la importancia de la Universidad para Santander y la región?

“Podría decir que la obra más maravillosa, la obra más colosal de Santander en el siglo XX fue la fundación de la Universidad Industrial de Santander. El departamento cambió radicalmente desde entonces y aunque se pensó que la fundación de la UIS fue para convertir esto en un emporio industrial, que no lo fue, sí desde el punto de vista cultural irradió cultura por todo el departamento y lo sigue haciendo”.

Más reciente