ir al contenido
🔴

Fabricantes de pañales en Japón y no harán para bebés y se concentrarán en adultos mayores

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El fabricante japonés de pañales, Oji Holdings, va a dejar de producir pañales para bebés para enfocarse en el mercado de adultos debido al envejecimiento de la población y la baja tasa de natalidad en Japón.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El fabricante japonés de pañales Oji Holdings anunció recientemente que dejará de producir pañales para bebés en Japón para centrarse en el mercado de pañales para adultos.

Esta decisión refleja la tendencia de un Japón que envejece rápidamente, con tasas de natalidad en mínimos históricos.Las ventas de pañales para adultos han superado a las de bebés en Japón durante más de una década, y el número de bebés nacidos en el país continúa disminuyendo. En 2023, solo se registraron 758,631 nacimientos, una caída del 5,1% respecto al año anterior y el número más bajo desde el siglo XIX.Oji Holdings, a través de su filial Oji Nepia, actualmente fabrica 400 millones de pañales infantiles al año, una disminución significativa desde su punto máximo en 2001, cuando alcanzó los 700 millones de pañales. Mientras tanto, el mercado de pañales para adultos sigue creciendo y se estima que vale más de US$2,000 millones.Esta tendencia refleja la realidad de un Japón cada vez más envejecido, donde casi el 30% de la población tiene 65 años o más. A pesar de los esfuerzos del gobierno japonés para abordar el problema de la baja natalidad, incluidos programas de apoyo a la infancia y subsidios para parejas jóvenes, las tasas de natalidad siguen siendo bajas.Esta situación no es exclusiva de Japón, ya que otros países de la región, como Hong Kong, Singapur, Taiwán y Corea del Sur, también experimentan una disminución en las tasas de natalidad. Incluso China, que puso fin a su política de un solo hijo en 2015, enfrenta desafíos demográficos similares debido al envejecimiento de la población y al impacto duradero de décadas de política de planificación familiar restrictiva.

Más reciente