ir al contenido
🔴

Cítricos gironeses: Calidad y rentabilidad

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Sacándole jugo al campo santandereano

Los padres de Andrés Felipe Gómez Bueno han sido campesinos de toda la vida y esa herencia quedó impregnada en sus genes, llevándolo a liderar el cultivo de cítricos del cual extraen el sustento para su familia y para forjarse su futuro como productor del campo.

“La agricultura es muy bonita y muy tranquila, lo cual hace que la vida de uno no requiera tanto. Usted tiene una libertad, una paz que no se encuentra en la ciudad. Nadie le moleta la vida, usted hace sus cosas y desde que las saque con juicio y puede tener tiempos de descanso”.

Andrés Felipe, en la actualidad, termina estudios como profesional de Producción Agroindustrial en la Universidad Industrial de Santander, UIS, los conocimientos empíricos y académicos los combina con las capacitaciones y acompañamiento que Asohofrucol le brinda, en el manejo de los cítricos, podas, control de malezas y plagas, todo un cumulo de aprendizajes que le ha valido certificarse.

“Estuvimos certificados antes de pandemia hace más o menos unos 4 años y en la actualidad recibimos el acompañamiento de Asohofrucol con las asistencias técnicas para el monitoreo y control”.

Haciéndole ‘cositas’

Para este fruticultor santandereano, hacer parte del grupo de asistentes, junto a otros empresarios del campo, que año tras año acuden a la Agroferia, le ha permitido ampliar mucho más sus horizontes y tener un mayor relacionamiento para crecer como dueño de cultivo.

“Primero que todo, la Feria es un evento que reúne no sólo cítricos, sino de muchas otras cosas. Integra la industria con la agricultura. Son muchas las experiencias como escuchar expertos que han trabajado durante mucho tiempo en diferentes campos. En cuanto a los cítricos, he aprendido que es un cultivo que es muy rentable, muy bueno, viable que no requiere tanto cuidado; si hay que manejarlo, pero no hay que estar encima todo el tiempo, solo ir haciéndole ‘cositas’ muy puntuales”.

Rentable y sostenible

Levantarse cada día y estar en el campo le genera una tranquilidad y paz únicas. Es una sensación que no le da tiempo para estar desocupado o triste. “Siempre hay algo que hacer, recoger algo, traer algo, llevar algo, no hay tiempo para deprimirse o para llorar”.

Sin sobrepasar quizás la barrera de los 25 años, este joven girones la tiene clara sobre como el campo es un proyecto de vida que se puede combinar con el estudio, salir y realizar muchas otras actividades.

“Mi invitación a los jóvenes es que formemos empresa con el campo, es una economía familiar como la llevamos aquí en el caso nuestro”, señala Felipe quien, con su ejemplo demuestra que la vida de campo no se limita a finca de fines de semana, sino a crear empresa rentable y sostenible.

Más reciente