ir al contenido
🔴

Metrolínea: entre negociar o liquidar para comenzar de cero

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El alcalde de Bucaramanga anuncia un preacuerdo con Estaciones Metrolínea, principal acreedor de Metrolínea S.A., para reducir su deuda de $144 mil millones a $15 mil millones. Este acuerdo es crucial para la recuperación del sistema de transporte de la ciudad.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Planteado acuerdo para saldar la deuda con acreedores

Si se logra un acuerdo con los acreedores, sería un paso crucial para el futuro de Metrolínea y la movilidad en Bucaramanga, porque se abriría el camino para la recuperación del sistema en beneficio los usuarios.

En un avance decisivo para el futuro del transporte público en la ciudad de Bucaramanga, Santander, el Alcalde, Jaime Andrés Beltrán Martínez, anunció durante rueda prensa convocada este jueves, un preacuerdo con Estaciones Metrolínea, el principal acreedor de Metrolínea S.A.

Este acuerdo busca reducir la deuda del sistema de transporte masivo, que pasaría de $144 mil millones a tan solo $15 mil millones. "Hemos iniciado un proceso de acuerdo con los acreedores, especialmente con Urbanas, para saldar la deuda de $144 mil millones más intereses a cambio de un pago único de $15 mil millones", explicó el alcalde Beltrán.

Este preacuerdo, que es fruto de intensas mesas de trabajo, representa una esperanza para el futuro de Metrolínea. De ser aceptado por los acreedores, la deuda del sistema quedaría prácticamente saldada, porque si se entra en liquidación, los acreedores no recibirán nada de lo que se les adeuda.

Un plazo prudencial

"Si logramos concretar este acuerdo, las deudas de Metrolínea quedarían totalmente pagadas, esto nos permitirá operar el sistema de manera eficiente, aumentar la flota y brindar un servicio digno a la ciudadanía. De no ser así, el ente gestor entraría en liquidación, lo que sería un duro golpe para la movilidad en Bucaramanga", expresó Beltrán Martínez.

Este preacuerdo marca un paso crucial para el futuro de Metrolínea y la movilidad en Bucaramanga y se espera una respuesta en un plazo de 15 días hábiles, los cuales iniciaron a correr el pasado miércoles 15 de mayo y se consuman el próximo miércoles 5 de junio, del presente año.

Se espera que en los próximos días se concrete el acuerdo final con los acreedores, con lo cual se abriría el camino para la recuperación del sistema y el beneficio de todos los ciudadanos.

No existe causal obligatoria de liquidación

Rafael Vanegas Herrera, Asesor Jurídico del Despacho de la Alcaldía de Bucaramanga, dio a conocer detalles claves del embrollo económico que tiene en la quiebra a Metrolínea y sobre los ofrecimientos de negociación que se les ha hecho a los acreedores.

“En este periodo encontramos una sociedad (Metrolínea) con unos pasivos superiores al medio billón de pesos y que había fracasado en el año inmediatamente anterior en un proceso de negociación o de reestructuración de pasivos en el marco de la ley 550. Nuestro punto de partida fue ese, entender que pasaba o que seguía en la parte jurídica. El primer punto concluido es que Metrolínea no podía volver a ingresar en un proceso de ley 550, porque la norma prohíbe que las sociedades, en el marco de esa ley, que hayan fracasado en su negociación, no puedan solicitar un nuevo ingreso, sin embargo, eso no nos abstrae o prohíbe que se puedan iniciar acercamientos de negociación directa con los acreedores y buscar con ellos mecanismos de salida que sirvan para la ciudad, para el sistema de transporte y para los acreedores”, expresó el Asesor Jurídico de la Alcaldía.

Señaló que se realizaron mesas técnicas con el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Transportes, la Superintendencia de Transportes, entidades que expresaron que Metrolínea no se debe liquidar, que no es obligatorio, respuesta que le repitieron a un ciudadano que consultó a través de la cuenta de X de la Superintendencia de Transportes.

“Nosotros buscamos corroborar la esa información directamente con la Superintendencia de Transporte y en el mes de abril, de este año, recibimos un nuevo concepto de la Oficina Jurídica de la Superintendencia, en la cual nos ratifica que Metrolínea no está en una causal obligatoria de liquidación y, por el contrario, nos pide a volver a intentar negociar de forma directa con los acreedores y salvar el sistema de transporte y ese es un punto muy relevante en este proceso de negociación”, dijo Vanegas Herrera.

Voluntad de negociación con reservas

Al ser consultado Rafael Vanegas Herrera, Asesor Jurídico del Despacho, por Diario EL FRENTE sobre si en ese tire sin afloje en que se han enfrascado con los acreedores, se puede establecer un punto de quiebre para evitar que el detrimento económico sea mayor que el que ya se tiene, el Asesor Jurídico Vanegas Herrera respondió que “el detrimento ya es muy grave. La situación es compleja porque ese incremento es como un taxímetro que no para. Cuando me senté la primera vez con el Alcalde, Jaime Beltrán, para conversar sobre este tema, todo lo que se dijo es que cada paso que demos sería de cara a la ciudadanía. Esto tiene que ser muy transparente y tiene que ser muy abierto. En ese mismo orden de ideas, la única forma de frenar el desangre financiero es negociar. Ese punto de quiebre que usted menciona, es la respuesta de Estaciones Metrolínea, no hay otro punto de quiebre. Si ellos nos dicen sí negociamos, entonces se podría empezar de cero la reconstrucción del servicio de transporte masivo. Quiero que tengan algo en claro, en cualquier sistema, cualquier empresa, cualquier medio de servicios o de productos, necesita unos estados financieros sanos para poder fortalecer el servicio y mejorar los ingresos. Eso es lo que intentamos hacer, pero el punto de quiebre tiene que ser ese. Reitero, la negociación con los otros acreedores depende de lo que nos responda Estaciones Metrolínea. O negociamos o tendríamos que presentar de nuevo el proyecto de liquidación de Metrolínea. Aclaro que, además, en nuestro criterio jurídico, no había ninguna responsabilidad societaria y solidaria del municipio y tenemos las herramientas jurídicas para que, en el marco del Consejo, entrar a explicar por qué no habría una responsabilidad societaria, pero la idea es intentarlo por última vez y presentar la propuesta de negociación y acuerdo, de no lograrlo, sí tendríamos que ir a liquidar, aún en contra de lo que ha dicho Gobierno nacional”.

¿Si hay voluntad para negociar por parte de los acreedores?

“Ellos han estado abiertos a escuchar. Ellos no nos han dado una respuesta ni positiva ni negativa. Nos han escuchado. Primero les presentamos la propuesta de forma verbal, posteriormente acordamos que la propuesta iba a ser escrita. Ese documento se envió ayer (miércoles 15 de mayo) para que ellos la analicen con sus directivas y tenemos 15 días hábiles para saber cuál es la respuesta, De una vez se lo digo, si dicen que sí, seguimos adelante, si dicen que no, el tema es liquidar. No hay otra opción”.

Más reciente

El Eln no tiene voluntad de paz

El Eln no tiene voluntad de paz

Las tensiones aumentan en el proceso de paz en Colombia tras el anuncio del ELN sobre la reactivación del secuestro. Legisladores cuestionan la voluntad de paz del grupo rebelde y piden resultados concretos. Las conversaciones continuarán en Caracas a finales de mayo.