ir al contenido

Grupos armados y redes criminales azotan a Colombia con la trata de personas

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Un informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos revela la alarmante realidad de la trata de personas en Colombia. El documento señala que, si bien el país cumple los estándares mínimos para su eliminación, la explotación de mujeres, niños y migrantes sigue siendo un flagelo que involucra a grupos armados ilegales y redes criminales.

Los responsables

Grupos armados: El informe destaca la participación de organizaciones como el Tren de Aragua, las disidencias de las FARC, el ELN y el Clan del Golfo en la trata de personas. Estos grupos explotan a colombianos en al menos 38 países, incluyendo Estados Unidos, Europa y Latinoamérica.

Redes criminales: Se identifican redes que captan víctimas con falsas ofertas de empleo para luego someterlas a explotación sexual y trabajo forzado. El 36% de las víctimas de trata de personas doméstica en 2022 provenían de Bogotá y Antioquia, y el 59% fueron identificadas en estas regiones o en Norte de Santander.

Las víctimas

Poblaciones vulnerables: El informe resalta que venezolanos, personas LGBTIQ+, afrocolombianos, indígenas, personas con discapacidades, migrantes y quienes viven en zonas de influencia de grupos armados están en mayor riesgo.

Casos emblemáticos: El rescate de Sara y Camila por la Policía Judicial de Migración Colombia en Turquía expone la crueldad de estas redes. Ellas fueron captadas y destinadas a ser vendidas a otro país.

Migrantes venezolanos: Los 2.9 millones de venezolanos en Colombia son altamente susceptibles al tráfico sexual y laboral. En ciudades fronterizas, algunos propietarios de paga diarios explotan a inquilinos que no pueden pagar el alquiler.

Modos de operación

Explotación sexual: Las víctimas, principalmente mujeres y niñas colombianas y venezolanas, son reclutadas para trabajar como modelos webcam en una industria no regulada que genera millones de dólares al año. Las tácticas incluyen drogas, amenazas, endeudamiento y extorsión.

Tráfico de niños: Se les prometen oportunidades como jugar fútbol en el extranjero, pero son sometidos a trabajos forzados, servidumbre o explotación sexual. Les quitan sus documentos y los endeudan.

Trabajo forzado: Sectores como la minería, el café, la agricultura y el servicio doméstico son escenarios de explotación. Los niños son obligados a trabajar en la informalidad y en la venta ambulante.

Áreas de mayor riesgo

Ciudades densamente pobladas: El informe alerta sobre el tráfico en estas zonas, especialmente donde hay turismo o actividades extractivas.

Fortalecimiento de la justicia: El informe urge a mejorar la judicialización de los casos de trata de personas.

Protección a migrantes: Se requieren medidas para proteger a los migrantes venezolanos, especialmente en zonas fronterizas.

Atención a poblaciones vulnerables: Es necesario implementar programas de prevención y apoyo para grupos en mayor riesgo.

La lucha contra la trata de personas en Colombia exige un esfuerzo conjunto por parte del Estado, la sociedad civil y la comunidad internacional. La visibilización de esta problemática y la acción contundente contra los responsables son claves para erradicar este crimen atroz.

Más reciente