ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Se acabó la larga noche en Floridablanca

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El artículo critica la administración del alcalde de Florida, mencionando la falta de progreso, alta ineficacia y la presunta corrupción. Sugiere que el nuevo alcalde, José Fernando Sánchez, debe ser transparente sobre los retos heredados de su antecesor.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Oscar Jahir Hernández.

Los florideños tuvieron que esperar cuatro largos años para superar el inmenso error de haber elegido como alcalde a una persona que no conocía en dónde quedaba el Barrio La Cumbre y mucho menos se había siquiera subido a un bus de la ruta de Igsabelar.

La mediocridad con la que ejerció el cargo de director de tránsito era más que suficiente para entender que no estaba preparado para gerenciar ni una caseta de tintos y, aún así, decidieron imponerlo a pesar de sus propios antecedentes y los que cargaba a cuestas su mentor.

El tiempo terminó dándole la razón a sus opositores y a las voces críticas que tanto advertimos del desastre que significaría dejar el gobierno en manos de la mediocridad y la incompetencia.

Al día de hoy pululan las obras inconclusas, la secretaría de salud tiene el peor índice de eficacia en toda la historia del municipio y sus instalaciones administrativas se convirtieron en la perrera personal de la secretaria Olga Lucía Caballero quien no ha dejado de poner en riesgo la integridad de los contratistas y los ciudadanos que tienen que asistir allí a sus diligencias.

La Secretaría de Infraestructura no es otra cosa más que la sucursal de un contratista de Barrancabermeja auspiciada por una oficina de contratación puesta al servicio del mejor postor. La secretaría de gobierno es una operadora de favores a través de una inspección de control urbano que no es capaz de sellar una obra ilegal aun cuando se la construyan en la puerta de la alcaldía.

La Secretaría de Planeación es el perfecto ejemplo de esos despachos públicos que no tienen ni la menor idea de para qué existen y ni hablar del Banco Inmobiliario, que terminó convirtiéndose en una de las entidades más corruptas del departamento dedicadas a entregar los bienes del municipio por veinte años a los particulares para que monten sus negocios privados y construyan ilegalmente edificaciones que luego muestran como logros benéficos, sin contarle a la sociedad cuáles son los verdaderos intereses que tienen detrás de semejantes arbitrariedades.

Describir lo que hoy en día significa esa administración sólo produce vergüenza e indignación, pero será el nuevo alcalde José Fernando Sánchez quien tendrá que mostrarles a los ciudadanos el estado en que le dejaron la casa si es que al menos encuentra muebles donde sentarse.

A los gobernantes entrantes no les espera un camino fácil, pero lo mejor que pueden hacer es hablarle de frente a la gente y darles a conocer con total claridad lo que hicieron sus antecesores. Recuerden que la mayoría de los alcaldes pícaros no caen por lo que hicieron en sus primeros tres años, sino por lo que hacen el último mes. Bucaramanga es un buen ejemplo de ello y Floridablanca no se habrá de quedar atrás, eso sí ténganlo por seguro.

Más reciente