ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

No conocí al Alcalde saliente

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas Rey, es acusado de corrupción y mala gestión. Durante su mandato 2020-2023, la ciudad enfrentó problemas de infraestructura y presupuesto. Actualmente está bajo investigación por contratos supuestamente fraudulentos.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Luis Eduardo Jaimes. Distinguir, conocer, tener referencia de la importancia de la primera autoridad de ciudad, es un punto de partida, para que una administración le vaya muy bien, pero a Bucaramanga, le tocó en los cuatro años del 2020 al 2023, bailar con el desconocido.

Teniendo en cuenta, que este ingeniero civil Juan Carlos Cárdenas Rey, fue impuesto por Rodolfo Hernández, para que continuara con su dominio, pero se le soltó de las manos, donde entró con una coalición que lo apoyó en votos y termina con una que no era de sus afectos y por último totalmente abandonado, después de repartir la mermelada.

En el 2020, cuando en Covid-19, empezaba a nivel mundial a contagiar a millones de personas, los alcaldes entrantes tuvieron que hacer frente y los trabajadores, empleados y funcionarios hacer su cumplimiento laboral desde de las casas virtualmente. Es cierto, fueron dos años en que se tenía que hacerle frente para que el aparato estatal no se detuviera, en la primera línea de la salud pública y tuvo un costo de muchos muertos.

En la “Revista Corrillos”, donde hacía parte del equipo de periodistas, y cuando llega a la política, personajes que pueden estar implicados en escándalos de corrupción, muchos medios de comunicación e inclusive internacionales sacaban investigaciones, es el caso era el del candidato “Cárdenas Rey junto con Fernando Antonio Gil y Edgardo Eloy Díaz -ambos implicados en el pago de coimas de Odebrecht en Perú a través de ‘empresas fantasmas’ en Panamá- la sociedad anónima ‘JCR2 Investment’, que, según las autoridades de ese país, fue utilizada para el pago de sobornos de Cemex”, donde se desempeñó como alto ejecutivo de la empresa Cemex en el Perú.

Hasta acá ese manto de dudas, pasó y fue electo Alcalde de la “Ciudad Bonita” como lo mencioné antes.  A qué viene este recordaréis… el Municipio de Bucaramanga, venía de una recuperación de cartera, por deudas contraídas en anteriores mandatarios, pero se seguía manejando un alto presupuesto, donde ya se acercaba al Billón de pesos anuales, que en una suma aproximada, en los cuatro años se llegó a los 5 billones, distribuidos en inversión y funcionamiento, estos tienen que ver en un 50% para el total de 100%.

Lo extraño de estos presupuestos, que si vemos las cifras de inversión y sobre todo en infraestructura, como decía los mandatarios, anteriores, si metemos en cemento y hierro eso no se ve pero ahí está la plata, esto se viene presentando en este siglo XXI con esas malsanas costumbres para la contratación de obras a través de los consorcios,  donde van pegados los mandatarios y de ahí las investigaciones: repacemos la inversión de Juan Carlos Cárdenas en “Gobernar es hacer”:

“Manifiesta que se sacaron 700 Obras, reconstruyó más de 140 parques, se transformó la infraestructura de 70 Colegios,  lo demás es que cumplió con el 98% del Plan de desarrollo 2020-2023, pero se le olvida que todas esas obras quedan en el comunicado de prensa que publicó el 7 de diciembre 2023 y que este 22 de diciembre como regalo para la ciudad en sus 401 años quedan botadas las obras representadas en la recuperación antigua de la ciudad, que tendrá una duración de otros 6 meses para que se termine, junto con los diferentes parques de la ciudad, emblemáticos, que en cada administración entierran millonarios presupuestos y que se prestan para los enriquecimientos ilícitos de algunos funcionarios, sin que la justicia llegue y les haga devolver esos dineros que son del pueblo a las arcas del municipio.

Las mentiras siguen, igualmente con los colegios, y la ciudad que queda vuelta pedazos, sin pavimentación de vías, algunos huecos tapados hoy nuevamente cráteres. Me uno a lo que dice el Alcalde entrante, Jaime Andrés Beltrán es cierto, que el 50%, de las obras tienen adiciones o sobrecostos altos y que no se terminaran al 31 de diciembre y que muchas se hicieron a dedo.

Ojalá que “La denuncia presentada ante la Fiscalía General de la Nación acusa al alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, al secretario de infraestructura Iván Vargas y a varias personas no identificadas de cometer presuntamente dos delitos de corrupción a través de nueve contratos que en total suman aproximadamente 130 mil millones de pesos”. Igualmente los organismos de control y los altos tribules hagan justicia, con una ciudad que ha sido ejemplo para el desarrollo regional del nororiente colombiano, porque no conozco al alcalde saliente, pero si sus malas mañas con la Jefe de gobernanza, que tuvieron un concejo de bolsillo.

Más reciente