ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

De Bucaramanga, Pocahontas y el relativismo

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Edgar Julián Muñoz González. Bucaramanga cumplió 401 años y no es para menos celebrar la fundación de nuestra casa con historias paralelas que ocurrieron durante el mismo año. Esta es la ciudad bonita: uno de los mejores vivideros del mundo y el secreto mejor guardado de Colombia. Pero, no todo en la vida es datos para saber quién es el más erudito o el que cree conocer mejor la historia. A veces, conviene compartir investigaciones interesantes, contemporáneas a la creación de nuestra ciudad que, quizás, ayuden a comprender mejor la comarca.

Pues resulta que aquel mismo año, el 22 de marzo de 1622, ocurrió una matanza: La Masacre de Jamestown, Virginia, una de las colonias inglesas en América del Norte. Esta hecatombe fue llevada a cabo por miembros de la Confederación Powhatan, una alianza de tribus indígenas lideradas por Powhatan, quien era el papá de Pocahontas.

En el ataque, las tribus nativas embistieron asentamientos ingleses a lo largo del río James, matando a más de 300 colonos, aproximadamente un tercio de la población europea. Fue una respuesta a tensiones crecientes entre los colonos ingleses y las comunidades indígenas. Asumo que el romance de la princesa y John Smith tuvo algo que ver. Aunque los colonos habían estado expandiendo su presencia y las relaciones, ya tensas, se deterioraron aún más debido a disputas territoriales y la imposición de cambios culturales por parte de los británicos.

La Masacre de Jamestown tuvo consecuencias significativas en la región y las noticias no pasaron desapercibidas en el resto del nuevo continente. Incluso me atrevería a afirmar, sin poder demostrarlo, que aquellas noticias contribuyeron a un aumento de la hostilidad y conflictos a lo largo de la colonización, no solo en el Norte sino también en el Sur. Sin embargo, cuando Andrés Páez de Sotomayor y Miguel de Trujillo fundaron el caserío de Bucaramanga como un resguardo indígena, adscrito a Pamplona, jamás imaginaron que Bucaramanga fuera a volverse un municipio y la capital de Santander. Mucho menos que con el tiempo tuvieran que desplazar al pueblo Guane que habitaba en su meseta y abandonarlo a su suerte por la fiebre del oro.

La fundación de Bucaramanga y los sucesos en Jamestown reflejan la complejidad de las interacciones entre colonizadores europeos y las poblaciones indígenas en América. Los desplazamientos, tensiones y conflictos eran lamentablemente comunes en ese período de la historia. Estoy de acuerdo cuando dicen que la memoria histórica es esencial para comprender cómo se han moldeado las ciudades y las comunidades a lo largo del tiempo. Es un recordatorio de la importancia de reflexionar sobre el pasado y reconocer las diferentes perspectivas que contribuyen a la riqueza cultural y social de una región.

No obstante, es un error juzgar el pasado con criterios del presente. Me gusta creer que soy relativista y sostener que las creencias, normas y juicios morales no son absolutos y pueden variar según el contexto cultural, histórico, o individual. Nosotros, los Santandereanos, aceptamos nuestras raíces y cultura como es y tal cual fue. Somos de la tierra que siempre avanza y mantiene sus valores liberales y conservadores en su más digna convicción. Porque no se puede amar a esta ciudad siendo hincha de un equipo diferente al Atlético Bucaramanga cuando cantamos con orgullo el himno de todos: “… Siempre adelante, ni un paso atrás.” Celebremos ser hijos de esta tierra y el orgullo que representa vivir y ser de aquí.

Más reciente

Hay que construir cultura

Hay que construir cultura

Cuando yo era un pelado de bachillerato me gustaba leer a la lata de cuantas carajadas cayeran a mis manos, pero claro que, con sumo agrado, a Emilio Salgari, a Jack London, a Julio Verne, y las columnas de Alfonso Castillo Gómez de El Espectador, entre otros. Y biografías de

Macabro sistema de las EPS en salud

Macabro sistema de las EPS en salud

No es una novedad las constantes protestas por el paupérrimo servicio dado por las EPS a los usuarios en salud, donde increíblemente se da una constante para ser atendidos como el paciente merece, si no es con una tutela la salud en Colombia no opera, solo basta con ver las

El valor del duelo

El valor del duelo

Por: Jimmy Fortuna* Afortunadamente, los libros siguen cumpliendo su sagrada misión: acompañar a los seres humanos en sus diferentes etapas y momentos de sus vidas, no solo como amigos de viaje, sino como compañeros que invitan a la reflexión de aquellos temas, infortunadamente, convertidos en tabúes, pero, que, curiosamente, son