ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Utilizaron el estrado de este concejo para realizar un homenaje al M-19

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Se generó polémica en Colombia tras celebrarse en el Concejo de Cali el 50 aniversario del robo de la espada de Bolívar a manos del grupo guerrillero M19. Críticos alegan que no deben conmemorarse actos delictivos, incluso en contexto de acuerdo de paz.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Toda una polémica se ha armado en la ciudad luego de conocerse que el miércoles 17 de enero, las instalaciones del Concejo de Cali fueron usadas para conmemorar los 50 años del robo de la espada de Bolívar, por parte del M19.

“Les informa a los honorables concejales que, en el marco de la conmemoración del cincuentenario de la recuperación de la espada de Bolívar, el hemiciclo fue prestado para un evento. Lo anterior a título informativo por si algún concejal desea asistir”, reza el comunicado reproducido por el diario elpais.com.co de Cali.

Según el medio, en el lugar fue instalada una bandera de dicho grupo guerrillero y esto desató la ola de comentarios en redes sociales y reacciones por parte de distintos cabildantes.

Uno de los primeros en reaccionar fue Juan Felipe Murgueitio, quien calificó de inaceptable este tipo de situaciones.

“Considero que el homenaje es una ofensa a la democracia, a las instituciones de este país, más allá del tema del M-19 y que hubo un acuerdo de paz, la convocatoria para esta conmemoración se realizó con el pretexto de celebrar el aniversario del robo de la espada de Bolívar en los años 70′, es decir, la conmemoración fue para celebrar un delito que se cometió contra el Estado y contra un símbolo patrio que representa a los colombianos”, expresó el concejal.

Por otro lado, el concejal precisó estar de acuerdo con la reconciliación, más no con el irrespeto a la norma y a los colombianos.

“Los delitos no se conmemoran, así haya acuerdo de paz. Ese pequeño detalle no se nos olvida. Una cosa es hacer un acuerdo de paz y otra muy diferente es conmemorar en un espacio institucional un delito”, dijo Murgueitio.

La publicación tuvo varias reacciones por parte de los ciudadanos. “El hemiciclo no se puede prestar para fines políticos, según el decreto que emite el mismo presidente de la república y más con símbolos de partidos políticos”, se lee en uno de los comentarios.

“Una cosa es perdonar y otra olvidar, y hacer homenaje a los delincuentes que hacen sufrir a los colombianos y nos siguen destruyendo, pues es reprochable”, “¿Cómo así que la guerrilla hace lo que quiere en el recinto del concejo y los concejales donde están? La guerrilla nos está cambiando la historia y los que tienen autoridad no están haciendo nada”, dicen otros.

“Muy abusivo de este gobierno utilizar el poder para celebrar la exigencia de un grupo terrorista como el M19. Es una vergüenza que pretendan celebrar el robo de la espada de Bolívar y exaltar la memoria de terror del secuestro, el asesinato de líderes sindicales y la toma del Palacio de Justicia. Todo es un horror que debe ser repudiado. La lucha armada es y seguirá siendo inaceptable. La violencia jamás debe ser exaltada”, dijo Paloma Valencia.

Cabe recordar que este miércoles 17 de enero se cumplieron 50 años del robo de la espada del libertador Simón Bolívar. Todo pasó cuando un grupo comandado por Álvaro Fayad, ingresó a la Casa Museo Quinta de Bolívar, en el centro de Bogotá y se llevó la espada, como parte de un acto contestatario y fundacional del Movimiento 19 de Abril (M-19).

La espada de Bolívar, controversial desde siempre, era de propiedad de Simón Bolívar y fue el arma que él utilizó durante los combates que terminaron con la independencia de países como Venezuela, Bolivia o Colombia del imperio español. Sin embargo, lo que en realidad el arma significa para el M-19 ha sido de las situaciones que más controversia ha generado en el país.

De acuerdo con la historia, el día que la espada fue sacada abruptamente del lugar donde se encontraba resguardada, los encargados de llevársela dejaron una marca negra junto a una nota: “Bolívar no ha muerto. Su espada rompe las telarañas del museo y se lanza a los combates del presente. Pasa a nuestras manos y apunta ahora contra los explotadores del pueblo”.

Ese hecho no solo significó un robo a la historia de la Independencia del país, sino que también llevó a que el M-19 creciera en valor y al año siguiente la cantidad de militantes de esta guerrilla, de la cual hizo parte el presidente Gustavo Petro, creció de 30 a 200 integrantes. Así entonces, hasta ese momento, el hurto de este elemento fue considerado para el M-19 como su primer acto como guerrilla y el arma estuvo en posesión de sus militantes hasta 1990, lo que generó todo tipo de cuestionamientos sobre quiénes escondían la espada.

La Espada de Bolívar, finalmente, volvió a manos del Gobierno Nacional cuando el presidente era Virgilio Barco, en el momento en que la guerrilla del M-19 se desmovilizó y se firmó el acuerdo de paz en 1990. / elpaís.com.co

Más reciente