ir al contenido

Viaje a las raíces familiares

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Por: Jimmy Fortuna*
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La literatura portuguesa siempre se ha destacado por ahondar en la esencia del ser humano, por redescubrir la materia prima de la que está hecho y por reflexionar sobre su sentido en el plano terrenal.  Prueba de ello son los mundos posibles de Saramago, Pessoa y, en esta época, de la propuesta narrativa de Afonso Cruz, quien, además de ser escritor, también es ilustrador, músico y en Principio de Karenina, su nueva novela, fotógrafo. En esta obra de Panamericana Editorial, varias de sus creaciones visuales acompañan la historia de un particular narrador, quien, desde el inicio, se dirige hacia su narratario.

Por: Jimmy Fortuna*

En esta novela los epígrafes son piezas fundamentales, pues, desde el inicio van dándole herramientas al lector para que descubra el porqué del título y de las constantes y continuas alusiones a los «bárbaros», pues, desde su infancia, el narrador protagonista fue criado en un contexto, en el que el mundo exterior se le trataba con desprecio: «Así empecé a tener miedo de salir del pueblo, dar un paso era una aventura».

Esta historia ahonda en un ambiente familiar, donde relata todos los aspectos que rodearon su infancia, juventud y adultez, sus inseguridades y todo acerca de sus padres.  Al respecto de su progenitor, señala que «Mi padre, sé esto hoy, lo resumía, en una palabra: miedo.  Toda la aversión a lo extranjero, a lo inusual, a la novedad, a lo que está más allá, era solo un pánico visceral del mundo, que él disfrazaba convirtiendo ese miedo trágico en ética conservadora, en solidez moral».  En cambio, sobre su madre, expresa que «[...] hablaba poco, por esto todo lo que decía era precioso, y casi siempre bajo la humilde apariencia de la sencillez [...]».

A lo largo de los diferentes capítulos, que componen esta novela, el lector se convierte, sin quererlo, en un testigo de todos los sinsabores, alegrías, ilusiones, frustraciones, sueños, éxitos y derrotas del protagonista, que son resultado de las formas de vida, en las que fue criado y también resultado de su extrema soledad, de su poco conocimiento sobre el amor, las mujeres, los viajes, en el que los recuerdos se convierten en su cable a tierra, en su manera de conectarse con su pasado: «Comemos los restos de los muertos hasta que no queda nada.

Los restos son recuerdos y nos vamos limpiando los huesos del alma como hacen los gusanos con los cadáveres».  Un aliciente para sobrellevar su presente incierto y su futuro, ya determinado por un sistema judicial implacable, así sea inocente.  De hecho, esta obra genera un posible puente con El extranjero, de Camus, a partir del existencialismo latente en estos relatos y la manera en que afrontan y enfrentan su realidad.

Principio de Karenina, de Afonso Cruz, es un recorrido poético al pasado, un viaje a las raíces de su familia, con un firme propósito: encontrar posibles claves para comprender su situación actual, su legado y también una forma de descubrir que el ser humano, a medida que vive, sufre un proceso de deformación total, en la que las verdaderas imperfecciones no son físicas, sino mentales.

*Catedrático UIS

Más reciente

Willy García 30 años y 30 éxitos

Willy García 30 años y 30 éxitos

El reconocido salsero colombiano, Willy García, celebra 30 años de carrera con el lanzamiento de su disco "30 años, 30 éxitos crudo", una compilación de sus más grandes éxitos. García ha sido nominado para varios premios, incluyendo los Latin Grammy y Premios Lo Nuestro.

Miembros Público