ir al contenido
🔴

Advertencia de la CDMB: Semana de pasión sí pero sin sacrificar especies naturales

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Se mantiene la prohibición para comercializar especies vegetales en veda durante esta Semana Santa
Versión Beta Reportar error

Resumen

La CDMB advierte que está prohibido comercializar especies vegetales en veda, incluyendo la Palma de Cera, tradicionalmente utilizada en Semana Santa. Esta medida se aplica tanto en el Área Metropolitana de Bucaramanga como a nivel nacional.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga – CDMB informó que ni durante la Semana Santa ni en cualquier otro día del año está permitida la comercialización de las especies vegetales en veda, como la Palma de Cera, usada en el pasado para la elaboración de los tradicionales ramos.

De esta manera, la corporación ambiental advirtió que se mantiene la prohibición, tanto en el Área Metropolitana de Bucaramanga como en el territorio nacional, de extraer, comercializar o vender especies vegetales en veda, utilizadas tradicionalmente durante las festividades religiosas de la Semana Mayor, que este año se llevará a cabo desde este domingo 24 hasta 31 de marzo.

“Nuestro compromiso esta Semana Santa será la de proteger la naturaleza. Por esto invitamos a respetar al medio ambiente. Toda la vegetación, como plantas y árboles que están catalogados en veda, están restringidos para su comercialización, para su aprovechamiento ya sea temporal o definitivo. Esto nos permite preservarlas. Por esto la Palma de Cera, nuestro árbol nacional, es una especie en veda. Se prohíbe su comercialización”, enfatizó Carlos Eduardo Bonces Zafra, Subdirección de Evaluación y Control Ambiental – SEYCA.

De igual manera Ludy Janeth Archila Durán, profesional especializada, adscrita a la subdirección de Ordenamiento y Planificación Integral del Territorio de la CDMB, indicó que: “Las especies en veda corresponden a una regulación del uso o aprovechamiento de ciertas especies, grupos texonómicos o productos de flora que se han identificado con alguna categoría de vulnerabilidad o amenaza de conservación. Por eso, la importancia de protegerlas y conservarlas”.

De acuerdo con la funcionaria, dicha categoría “es una forma de protección para que las especies no puedan ser utilizadas y de esta manera evitar que se reduzca su población, debido a que son muy importantes porque ayudan a conservar todo el ecosistema y sus especies; tienen una estrecha relación con la fauna, sirven de refugio alimento y de otros servicios ecosistémicos”.

Roble, Caracolí, Zamia y Palma de Cera son algunas de las especies amenazadas. Esta última, por ejemplo, con una característica muy especial: fue declarada árbol nacional y símbolo patrio de Colombia. Su nombre científico es Ceroxylon quindiuense y sirve de hogar para el loro orejiamarillo.

“Aunque tradicionalmente la palma de cera ha sido utilizada para los ramos del Domingo de Ramos, invitamos a la comunidad a proteger el ambiente, utilizando otro tipo de plántulas, espigas o el palmiche, que últimamente ha sido utilizado por los comerciantes”, destacó el subdirector Bonce.

“Esperamos que este año las incautaciones de flora y fauna lleguen a cero, si lo hacemos en equipo y entendemos la reglamentación no tendremos inconvenientes y podremos llevar una semana de recogimiento y reconciliación con el medio ambiente”, finalizó el subdirector Carlos Bonce.

Más reciente