ir al contenido
🔴

Alarmante parálisis en los servicios del ICBF afecta a más de un millón de menores y madres

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El retraso en la contratación de servicios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) ha puesto en riesgo a niños y madres gestantes. Este problema se relaciona con cambios en el sistema de contratación, afectando la nutrición y educación integral.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La crisis de contratación en el ICBF deja a niños y gestantes desatendidos

El retraso en el suministro de servicios esenciales por parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) ha puesto en riesgo a más de un millón de infantes y madres gestantes y lactantes, tal como advierte la Procuraduría General de la Nación. La dilación está asociada con cambios implementados en el sistema de contratación de operadores a nivel nacional, impactando directamente en la nutrición adecuada, así como en la educación y el soporte integral de la poblidad afectada.

La figura central del descontento ha sido la supresión de la herramienta BETTO, introducida en 2021, con el respaldo del Banco Mundial y Unicef, para mejorar la selección de operadores mediante un proceso basado en 12 criterios de evaluación. Esta iniciativa había logrado incrementar la cantidad de propuestas y contratos, pero su reciente eliminación ha generado críticas y señalamientos sobre "fallas en la planificación y ausencia de una alternativa viable".

La procuraduría ha expresado en términos inequívocos que con la atención a los niños "no se improvisa", destacando la grave deficiencia del ICBF ante la magnitud de las necesidades del Programa de Primera Infancia. Entre tanto, el ICBF asegura que su objetivo actual es democratizar los procesos de contratación, poniendo énfasis en entidades comunitarias y asociaciones indígenas y campesinas, proyectando un modelo de atención enfocado en la comunidad.

Sin embargo, especialistas en la materia sostienen que la atención infantil es un ámbito que requiere no sólo cuidado, sino también un soporte pedagógico significativo, especialmente entre los cero y cinco años de edad, que son cruciales para el desarrollo humano. La directora actual del ICBF, Astrid Cáceres, defiende la transformación propuesta, manifestando: "Hemos diseñado un plan de transformación para democratizar la contratación, de esta manera, las comunidades garantizarán que los recursos estén dirigidos exclusivamente al cuidado de nuestra razón de ser: la niñez".

Más reciente