ir al contenido
🔴

Ardillas rojas vinculadas a la transmisión de la lepra en la Inglaterra medieval, según estudio

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Un estudio revela que las ardillas rojas pueden haber jugado un papel clave en la propagación de la lepra en la Inglaterra medieval, sugiriendo una intensa circulación del patógeno entre humanos y animales durante ese periodo.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Ardillas rojas vinculadas a la transmisión de la lepra en la Inglaterra medieval, según estudio

Un descubrimiento asombroso ha surgido de la ciudad de Winchester, en el sur de Inglaterra, donde un grupo de científicos ha rastreado el papel de las ardillas rojas en la histórica propagación de la lepra entre las personas durante el periodo medieval.

Publicado este viernes en Current Biology, el estudio analiza ADN de restos humanos y de estos roedores, descubriendo que las ardillas, que fueron muy utilizadas para confeccionar prendas de vestir y tenidas como mascotas, pueden haber sido un vínculo clave en la transmisión de la enfermedad de Hansen, más comúnmente conocida como lepra.

La lepra, una de las enfermedades más antiguas y aún prevalente en algunas regiones del mundo, tiene ahora una nueva perspectiva en su historia evolutiva gracias a las investigaciones dirigidas por Verena Schuenemann, de la Universidad de Basilea, y Sarah Inskip, de la Universidad de Leicester. "La historia de la lepra es en realidad mucho más compleja de lo que se pensaba", explica Schuenemann, destacando el hasta ahora subestimado papel de los animales en la transmisión de la enfermedad.

Mediante el análisis de cuatro genomas reconstruidos, los investigadores han demostrado que la cepa de la ardilla roja medieval exhibe una relación más estrecha a las cepas humanas de la misma era que a las cepas modernas presentes en las ardillas actuales. Este hallazgo sugiere una intensa circulación del patógeno entre humanos y animales durante ese periodo.

Este trabajo adquiere especial relevancia en la actualidad, subrayando la necesidad de estudiar a los animales huéspedes para entender la persistencia de enfermedades endémicas y prepararse frente a futuras epidemias. En palabras de Inskip, "sólo una comparación directa de cepas humanas y animales antiguas permite reconstruir episodios de transmisión a lo largo del tiempo".

El estudio arroja luz sobre la importancia de las enfermedades zoonóticas y su influencia histórica, subrayando que la conexión entre la biodiversidad y la salud humana es más significativa de lo que se podía imaginar.

Más reciente