ir al contenido
🔴

BMW desvela revolucionario auto con capacidad de cambiar de color y avanzada inteligencia artificial

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

BMW presenta el concepto i Vision Dee, un sedán que puede cambiar su color a través de paneles E Ink y posee una pantalla digital Head-Up Display en el parabrisas, junto a controles táctiles y por voz. Esperan implementar estas características en modelos desde 2025.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La firma alemana BMW ha deslumbrado al sector automotriz con la presentación del concepto i Vision Dee, un sedán de tamaño mediano que no solo presume de un diseño minimalista, sino que también incorpora características futuristas que elevan la experiencia de conducción.

La característica más llamativa del i Vision Dee es su habilidad para modificar el color del exterior en una gama de hasta 32 tonalidades distintas, gracias a la integración de 240 paneles E Ink individuales. Este avance representa una mejora significativa en comparación con su predecesor, el BMW iX Flow.

'Este prototipo avanza hacia una conexión más estrecha y emocional entre el carro y su conductor', dijo un portavoz de BMW. Además, la marca augura que las innovaciones del i Vision Dee, tales como su extenso Head-Up Display que abarca el parabrisas completo, se implementarán en los modelos NEUE KLASSE a partir de 2025.

El diseño interior del vehículo destaca por la ausencia de botones físicos, cediendo lugar a controles táctiles y comandos de voz, y un volante de diseño único. Pero es la implementación del Head-Up Display en forma de una pantalla digital expansiva lo que redefine por completo el espacio interior, ofreciendo desde datos básicos de manejo hasta experiencias inmersivas de realidad aumentada a través de un 'Control deslizante de realidad mixta'.

BMW recalca su compromiso con la inclusión de estas herramientas digitales avanzadas en futuros modelos, marcando un hito en la digitalización de la industria automotriz y estableciendo un nuevo estándar para otras marcas en la creación de experiencias digitales emocionales.

Para los conductores, la posibilidad de cambiar el color de su vehículo refleja no solo su individualidad sino también su estado de ánimo en tiempo real. La interacción aumentada a través de la inteligencia artificial proporciona una comunicación más intuitiva y personal con el coche, ampliando el rango emocional de la experiencia al volante.

Los pasajeros tampoco se quedan atrás en esta revolución, ya que la proyección de avatares digitales y expresiones emocionales a través de los cristales personaliza aún más el viaje, añadiendo una dimensión lúdica y expresiva a cada recorrido.

Más reciente