ir al contenido
🔴

Bucaramanga se metió en el ranquin de las ciudades mas mal educadas del país

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Un estudio de Preply ha calificado a Santa Marta como la ciudad más maleducada de Colombia, según la percepción de 1500 encuestados. La ciudad obtuvo una puntuación de 6.88 sobre 10, mientras que Bogotá y Cali quedaron en segundo y tercer lugar respectivamente.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Es usual que, de tanto en tanto, aparezcan estudios que concluyan en listados que organizan a las ciudades de acuerdo con determinados ítems. Tasas de seguridad, flujo vehicular o índices de contaminación son algunos de los ejemplos más recurrentes y cumplen con su cometido de generar un amplio debate entre la población sobre esta clase de temas.

Un nuevo estudio ha salido a la luz, desencadenando debates sobre la educación ciudadana en Colombia. La plataforma de aprendizaje de idiomas Preply llevó a cabo una encuesta reveladora que arrojó luz sobre las actitudes cotidianas de los ciudadanos en 20 ciudades colombianas, desembocando en una lista que cataloga a las más maleducadas.

Este análisis, basado en la percepción de 1,500 encuestados, exploró diversas conductas que van desde el incorrecto estacionamiento de vehículos hasta faltas de respeto hacia el personal de servicio. Cada ciudad fue evaluada en una escala del 1 al 10, siendo 10 la percepción más negativa. Santa Marta encabezó la lista de las ciudades más maleducadas con una puntuación de 6.88, seguida de cerca por Bogotá (6.86) y Cali (6.67).

Los ciudadanos de Santa Marta fueron señalados por conductas como el estacionamiento inapropiado de vehículos, obstrucción del tráfico, falta de recolección de desechos de mascotas y falta de respeto a los semáforos. Bogotá, en el segundo lugar, compartió similitudes en problemas de tráfico, pero destacó negativamente por la falta de cortesía al ceder el asiento en el transporte público.

Para el caso regional, Bucaramanga se ubica hacia el final de la tabla de las ciudades mas mal educadas, en concreto en el puesto nueve por comportamientos como la falta de un acompañamiento adecuado a las mascotas cuando salen a caminar o a hacer sus necesidades.

El mal comportamiento también se vio reflejado en la capital santandereana por temas viales como la falta de cultura ciudadana de los propietarios o conductores que parquean en zonas indebidas, prohibidas, o riesgosas, aspecto al que se suma el rosario de comportamientos inapropiados de los motociclistas, quienes conforman el grueso en del parque automotor en Bucaramanga, y quienes son señalados de conductas que van desde la frecuente desatención a semáforos, irrespeto a la cebra, cruces en zonas prohibidas hasta la recurrencia en la mezcla de licor con gasolina.

Inclusividad del Estudio

El estudio no se limitó a las ciudades capitales, incluyendo municipios significativos como Soacha y Buenaventura en el ranking, ocupando los puestos 6 y 10, respectivamente. En contraste, Manizales emergió como la ciudad más educada, seguida por Cartagena y Montería, incluyendo municipios como Soledad y Bello en los lugares 5 y 6.

La diferencia entre la ciudad más maleducada y la más educada es de menos de un punto, con Santa Marta anclada en 6.88 y Manizales con un promedio de 5.98. Esta estrecha brecha subraya la necesidad de una mirada más matizada sobre la educación ciudadana en Colombia.

El estudio también identificó patrones de conducta negativa que contribuyeron a los resultados. Entre las más recurrentes se encuentran el estacionamiento inadecuado de vehículos, la falta de recolección de desechos de mascotas, el arrojo de basura en la vía pública, la falta de cortesía al ceder el asiento en el transporte público y la ignorancia de las señales de tráfico tanto por parte de conductores como de peatones.

En Ibagué, la insatisfacción se centró en los carros mal estacionados y el arrojo de papeles en la vía pública. Bogotá se destacó por la falta de cortesía al ceder el asiento en el transporte público, además de problemas como colarse en las filas y la indiferencia a las señales de tráfico. Cali y Santa Marta, por otro lado, sufrieron quejas por las faltas de respeto contra el personal de servicio, mientras que Buenaventura se destacó por las quejas sobre personas que escuchan música en el espacio público sin auriculares y a un volumen elevado.

Este estudio, aunque proporciona una instantánea de las ciudades más maleducadas de Colombia, no debe considerarse un juicio definitivo. La mala educación es un fenómeno complejo, influenciado por diversos factores sociales y culturales. Este análisis motiva a la reflexión sobre la importancia de fomentar la conciencia ciudadana y la responsabilidad individual para construir comunidades más respetuosas y consideradas.

Más reciente