ir al contenido

Científicos dicen que se deben regular los cigarrillos electrónicos

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En los últimos días, los cigarrillos electrónicos y los vapeadores han sido foco de atención en Colombia. La principal razón es el resultado de un estudio realizado por profesores de la Universidad Industrial de Santander (UIS). En el documento publicado en el Journal Brasileiro de Neumología, señalaban que en dos años murieron 59 colombianos por vapear.

En este artículo explicamos la enorme discusión y los malentendidos que se generaron en torno a este estudio. Ahora, por medio de un comunicado, el Nodo de Salud Ambiental y Ocupacional (SAO), una iniciativa que reúne académicos, profesionales y funcionarios de instituciones en temas de salud y ambiente, se han pronunciado al respecto.

Lo primero que señalan es que ven con preocupación estos datos, los cuales, dicen, “han sido replicados en un gran número de medios a nivel nacional - no siempre con precisión- generando diferente tipo de reacciones”.

Por ese interés que ha despertado, añaden, es que deciden publicar este comunicado. En el documento, los expertos reconocen que el consumo de cigarrillos electrónicos ha generado un intenso debate en la comunidad científica y, por su puesto, en la sociedad.

Aunque confiesan que algunas personas sostienen que los cigarrillos electrónicos pueden ser una alternativa menos perjudicial que el tabaquismo convencional, continúan su explicación señalando que es “fundamental destacar que la investigación sobre los impactos a largo plazo del vapeo en la salud aún está en desarrollo”.

De hecho, cuentan que varios estudios, realizados recientemente, han sugerido que existen riesgos importantes en la salud que están asociados con el uso de cigarrillos electrónicos. “Especialmente en lo que respecta a los efectos pulmonares, cardiovasculares y en el sistema nervioso central”, comentan e insisten en que aún es necesario entender mejor los efectos a largo plazo.

Primero, porque, según dicen las investigaciones publicadas hasta el momento, el aerosol de los cigarrillos electrónicos podría contener sustancias nocivas y potencialmente peligrosas (como nicotina), partículas ultrafinas, saborizantes, compuestos orgánicos volátiles, sustancias químicas causantes de cáncer y metales pesados (como níquel, estaño y plomo).

Y segundo, porque están los riesgos ambientales, como la contaminación, pues estos artefactos no son biodegradables ni tampoco reciclables. En este video le contamos cuál es el impacto ambiental que tienen los cigarrillos electrónicos.

Sumando todos estos factores, el Nodo SAO Colombia insiste en “la necesidad de una investigación más exhaustiva y estudios a largo plazo para evaluar completamente los riesgos de esta práctica, teniendo en cuenta los desafíos metodológicos para estimar la potencial carga de la enfermedad asociada, que al igual que el tabaco tradicional, incluye también enfermedades y muertes indirectas, al ser el consumo de cigarrillos electrónicos un factor de riesgo de múltiples desenlaces”.

También aseguran que el centro de la discusión generada por este estudio debería ser la advertencia (principalmente de los vendedores) sobre los riesgos derivados del consumo de cigarrillos electrónicos. “En ese propósito, el análisis de encuestas y registros administrativos tiene valor científico, y aporta a un primer entendimiento del impacto en salud pública del vapeo, siendo ese el valor del estudio original en el país”, dicen.

Más reciente