ir al contenido
🔴

Cinco niños yukpa reciben sepultura en emotiva ceremonia en el Cesar

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Cinco hermanos de la etnia yukpa fueron enterrados en una ceremonia privada en Cesar, Colombia, tras su misteriosa muerte. El incidente está siendo investigado por la Fiscalía General de la Nación. Los indicios apuntan a un posible homicidio.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Cinco niños yukpa reciben sepultura en emotiva ceremonia en el Cesar

En una solemne y privada ceremonia realizada en la región de Codazzi, Cesar, cinco hermanos de la etnia yukpa fueron inhumados siguiendo los ritos ancestrales de su pueblo. Dicha ceremonia tuvo lugar el pasado jueves 28 de marzo cerca del asentamiento Kchusweye, en la vereda el Limón.

Los hechos que condujeron a la trágica muerte de estos menores han estremecido a la nación y actualmente son objeto de una profunda investigación. Las pruebas recolectadas en las autopsias ya se encuentran en análisis en el laboratorio principal del Instituto Forense en Bogotá. La Fiscalía General de la Nación ha tomado cartas en el asunto para esclarecer esta dolorosa situación.

Envueltos en incertidumbre, los padres de los pequeños extendieron una súplica al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, solicitando colaboración. *"Nos han brindado su apoyo y autorizado tanto las necropsias como otros indispensables exámenes médicos complementarios"*, expresaron los acongojados progenitores.

Defensores de los Derechos Humanos junto con las autoridades yukpas manejan la hipótesis de un homicidio, afianzados en el conocimiento que estos niños, desde su tierna infancia, aprenden a discernir los peligros y bondades naturales de su entorno. Se considera poco probable que los sucesos hayan sido un mero accidente ya que, como parte de su cultura, los yukpa están instruidos para identificar qué alimentos no deben consumirse.

A este oscuro panorama, se añade otro dato perturbador: la mayor de los hermanos, una adolescente de 15 años, fue hallada con lesiones en la cabeza, con su vestido rasgado y su cuerpo yacía fuera de la vivienda. Un hallazgo que contrasta con el de sus dos hermanas menores, quienes fueron encontradas sin vida al lado del fogón donde preparaban bollos de maíz.

Este suceso ha sembrado un hondo pesar en la comunidad y es prioridad de las autoridades dar con la verdad detrás de esta tragedia que ha arrebatado la vida de cinco jóvenes pertenecientes a la ancestral etnia yukpa.

Más reciente