ir al contenido
🔴

Colombiana es víctima de un feminicidio en lavandería de Maryland

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Yesenia Muñoz, inmigrante colombiana, fue asesinada presuntamente por su pareja, John Marín Morales, en Maryland, EEUU. El suceso ha consternado a la comunidad local, evidenciando la cruda realidad de la violencia doméstica.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Colombiana es víctima de un feminicidio en lavandería de Maryland

La comunidad colombiana en Maryland, Estados Unidos, se encuentra consternada tras la **trágica noticia** del asesinato de Yesenia Muñoz, una inmigrante que se caracterizaba por su sonrisa y carácter "alegre y amoroso". **El principal sospechoso del crimen es su pareja**, John Marín Morales, quien habría llevado a cabo el ataque mortal en el lugar de trabajo de la víctima.

Muñoz, de origen colombiano, estaba próxima a cumplir un año en Estados Unidos el 28 de abril. Según relató Mario Muñoz, hermano de la fallecida, a la revista SEMANA, Yesenia emigró al país norteamericano con la misma persona que le habría arrebatado la vida, dejando atrás a sus dos hijos de 15 y 20 años en Colombia.

El ataque ocurrió el pasado martes, 5 de marzo, cuando Marín Morales, de 42 años, irrumpió en la lavandería donde trabajaba Yesenia. En medio de su jornada laboral, **fue apuñalada múltiples veces** y su agresor, en un acto de violencia autodirigida, se infligió heridas a sí mismo.

Mario denunció que durante el tiempo que vivieron juntos en Colombia, la relación se vio marcada por la conducta volátil de su cuñado, quien no dudaba en echar a Yesenia de casa tras peleas intensas. "Era una persona que en cualquier momento decía, ‘te vas de la casa’, y así lo hacía, dejándola sin recursos," reveló Mario. Sin embargo, esos incidentes parecían ocultarse, ya que Yesenia era "supercallada", probablemente para proteger a su pareja de juicios negativos, a pesar de los altercados.

La familia en Colombia ejercía un rol protector, brindando refugio y apoyo tras estas disputas, un soporte que Yesenia dejó atrás al mudarse a Estados Unidos. Según su hermano, John tenía dos hijos con otra mujer antes de conocer a Yesenia, un detalle que arroja luz sobre un pasado posiblemente complejo.

El último intercambio entre la víctima y su familia ocurrió a través de una llamada telefónica. Uno de los hermanos de Yesenia es quien portó esos momentos finales al intentar comunicarse con ella, solo para recibir una respuesta que ahora reverbera con un eco de advertencia: "No me llame a este celular". Un signo de que Marín Morales, en momentos de discordia, le retiraba el teléfono para aislarla.

El crimen ha resonado en la comunidad, exponiendo la dolorosa realidad de la violencia doméstica y poniendo rostro al sufrimiento que muchas veces permanece oculto tras las puertas cerradas y las fronteras lejanas.

Más reciente