ir al contenido
🔴

Controversia entre presidente Petro y alcalde Galán por uso de tarima en marchas del 1 de mayo

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El presidente colombiano Gustavo Petro y el alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán, discuten públicamente sobre la instalación de una tarima para las marchas del Día del Trabajador, reflejando retos de coordinación y comunicación.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

**Diferencias entre liderazgos emergen ante evento del Día del Trabajador**

Ante las próximas marchas conmemorativas al Día del Trabajador este 1 de mayo, se ha presentado una discrepancia notoria entre dos figuras políticas de Colombia. El presidente Gustavo Petro y el alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán, intercambiaron posiciones sobre la instalación de una tarima en la Plaza de Bolívar, que será el punto de encuentro tras las manifestaciones laborales.

En un principio, se difundió la noticia de que la tarima había sido prohibida, información a la que el presidente Petro dio credibilidad sin confirmar, a través de su cuenta en redes sociales, diciendo: *"Con o sin tarima, caminaré en la marcha del primero de mayo. Los y las invito a acompañarme"* y agregando que *"Muchas veces han intentado silenciarme y silenciar al pueblo. Para evitarlo, están los megáfonos"*.

La réplica del alcalde Galán no se hizo esperar, aclarando que el permiso para la tarima estaba otorgado, y argumentó que la confusión se debe a un conflicto entre sindicatos. *"Presidente, la tarima en la Plaza de Bolívar para el 1 de mayo está garantizada. El primer sindicato en pedir la plaza con tarima fue la USCTRAB. Esa solicitud fue aprobada desde el 2 de abril...les propusimos a ambos sindicatos que se pusieran de acuerdo para tener una tarima única"* expresó Galán, aludiendo a la importancia de una coordinación sindical y a la seguridad de los asistentes.

Esta desavenencia refleja los retos de comunicación y coordinación entre distintos niveles de gobierno y organizaciones sindicales, en un contexto donde la celebración laboral toma un tono político.

Más reciente