ir al contenido
🔴

Denuncian a heredero del emporio Ramo por agresión a su exesposa en Bogotá

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Santiago Molano, vinculado al emporio Ramo, está acusado por su exesposa, Andrea Posada, de agresión física y de incumplimiento de responsabilidades económicas hacia su hijo. Las acusaciones se apoyan en grabaciones de la presunta agresión.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Santiago Molano, vinculado al emporio Ramo, acusado de agredir a su exesposa Andrea Posada

En una conmoción que sacude a la alta sociedad bogotana, un escalofriante hecho de violencia ha salido a la luz. La revista SEMANA ha revelado perturbadoras grabaciones donde se observa a un sujeto, identificado como Santiago Molano, presuntamente atacando a una mujer en el estacionamiento de un edificio capitalino.

La presunta agresión se habría producido frente al hijo de la pareja, dejando en evidencia la conflagración familiar que traspasa los muros de uno de los conglomerados más emblemáticos de Colombia.

En las imágenes, se aprecia cómo la situación escala dramáticamente cuando una mujer, que responde al nombre de Andrea Posada, intenta desesperadamente interceder antes de que el automóvil en cuestión parta. Momentos después, se da cuenta el brutal asalto con el hombre golpeando a la mujer y azotándola contra el suelo, mientras ella lucha por resistir el embate.

Los hechos que SEMANA ha sacado a la luz, corresponden al 3 de febrero del año pasado, alrededor de las 5 de la tarde, dentro de la intimidad violentada de lo que fue el hogar conyugal.

Andrea Posada ha levantado cargos legales contra Molano, denunciando violencia intrafamiliar. Además, ha señalado un posible incumplimiento de las responsabilidades económicas de Molano hacia su hijo, a pesar de ser heredero de un patrimonio millonario.

Al ser contactado por el medio periodístico, Molano ofreció una lacónica y elusiva respuesta: “No tengo comentarios. Muchas gracias”, continuando con “No sé de qué imágenes me está hablando. Yo no he agredido a nadie… No puedo seguir con esta llamada”.

Más reciente