ir al contenido

Desde Bucaramanga, líder del sector plástico en el país dice que nueva ley amenaza 150 mil empleos

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La industria plástica de Colombia se opone a una nueva ley que regula los plásticos de un solo uso, alegando una falta de tiempo para adaptarse. La ley permite plásticos si son biodegradables, compostables o de posconsumo nacional, pero fue reglamentada solo 10 días antes de su vigencia.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El presidente gremial reiteró que la posición de la agremiación que representa es que no existe un material más ambiental que el plástico “Al reemplazar las bolsas plásticas por cualquier tipo de bolsas, incluidas las de papel, se le hace un daño mayor al medioambiente ya que no existe una alternativa real y sostenible que compita con todas las bondades del plástico, que consuma menos energía que el plástico, que consuma menos agua que el plástico y que emita menos gases de efecto invernadero que el plástico”.

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda - Redacción Política / EL FRENTE

Recientemente, el Congreso de la República en la ley 2232 estableció que podrán comercializarse los plásticos de un solo uso con alguna de las siguientes tres excepciones: si se fabrican con aditivos biodegradables, con materiales compostables o con material cien por ciento posconsumo nacional.

Los reparos frente a la disposición nacional aprobada por el Congreso de la República están en que, aunque la industria plástica tiene la tecnología para cumplir la normativa, no tiene el tiempo suficiente para hacer los ajustes necesarios frente a sus clientes tradicionales ya que, el Gobierno Nacional emitió la reglamentación de la ley a tan solo 10 días de su entrada en vigencia, cuando se esperaba que esta fuera reglamentada con un año y medio de antelación.

“Si bien la reglamentación concede 12 meses como periodo de adaptación para los plásticos fabricados con aditivos biodegradables y materiales compostables, deja en una situación incierta a aquellos fabricados cien por ciento posconsumo nacional, dado que no existe una empresa que pueda certificarlos. Como Cámara Ambiental de Plástico estamos dispuestos a transformarnos y hacer una reconversión industrial y la adaptación laboral que sea necesaria”, expresó el líder del sector desde Bucaramanga, quien aseveró que el tiempo juega en su contra pues la falta de reglamentación del Ministerio del Medio Ambiente retrasó los procesos de ajuste necesarios.

“Los más afectados son los micro y pequeños empresarios del plástico. Cerca de 150 mil empleos directos de micro y pequeñas empresas están en riesgo. Sin embargo, como Cámara Ambiental del Plástico hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que trabajemos en conjunto y ayudemos a los pequeños y microempresarios del plástico para acompañarlos en su transición”, solicitó Cristian Halaby, Presidente de la Cámara Ambiental del Plástico.

Por su parte, Andrés Botero, Director Ejecutivo de la Cámara Ambiental del Plástico señaló que “adicionalmente existen otras excepciones a la prohibición que están dadas por el destino o el uso como los utilizados para el sistema de salud, para los medicamentos, para empacar sustancias peligrosas, para empacar productos químicos y los relacionados con todos los productos de la canasta familiar o del listado del índice de precios al consumidor establecido por el DANE. Las excepciones a la prohibición son muchas lo que necesitamos es que los ciudadanos reciban la información adecuada”.

Más reciente