ir al contenido
🔴

Desmantelan red de contrabando: Policías acumularon fortunas

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Fiscalía de Colombia desmanteló una red de contrabando operada por dos policías. La operación condujo al arresto de cinco personas acusadas de enriquecimiento ilícito y lavado de activos. Medidas cautelares se han impuesto sobre sus bienes.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Una poderosa red de contrabando ha sido desmantelada por la Fiscalía, dejando al descubierto la inexplicable riqueza de dos policías, un patrullero y su superior, un mayor. A pesar de sus modestos salarios, estos uniformados habían acumulado viviendas y vehículos de lujo, lo que desató una profunda investigación por parte de la Dirección contra la Corrupción de la Fiscalía.

*En una meticulosa operación que cubrió varias áreas del país*, las autoridades detuvieron a estos dos policías junto con otros involucrados en el esquema que facilitaba el flujo ilegal de mercancías. Los arrestos incluyeron a otros tres cómplices: los hermanos Jorge Alberto y Jhon Marlon Gil Ramírez, y Tulia Inés Tapia Mulett.

Los investigadores revelaron que, a cambio de sobornos, los dos miembros de la Policía Fiscal y Aduanera deliberadamente ignoraron sus deberes permitiendo el tránsito de bienes no regulados por la aduana nacional. Esta corrupción les permitió incrementar sus bienes sin justificación aparente, adquiriendo propiedades y automóviles en el Eje Cafetero.

Durante la imputación de cargos, la Fiscalía acusó a los cinco detenidos de enriquecimiento ilícito de servidor público, lavado de activos y concierto para delinquir con fines de contrabando. Las ganancias ilícitas obtenidas facilitaron la compra de valiosos activos a lo largo del país y vehículos de alta gama, incompatibles con los ingresos legítimos de los oficiales.

Además del proceso penal, una fiscal ha impuesto medidas cautelares sobre los bienes de los acusados. Esto incluye la suspensión del manejo, embargo, secuestro y posesión de una sociedad, 20 inmuebles y 10 vehículos distribuidos en Risaralda y Atlántico, implicando un severo golpe a la estructura delictiva y patrimonio de los involucrados en la red de contrabando.

Más reciente