ir al contenido
🔴

Disidencias de las Farc presuntamente intentan infiltrar el Ejército con ofertas económicas a soldados

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El Ejército Nacional de Colombia investiga una posible infiltración de las disidencias de las Farc, tras el asesinato de tres soldados en Putumayo. Sospechas apuntan a que las disidencias estarían reclutando soldados para realizar ataques internos.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Revelador comunicado del Ejército expone posible infiltración y asesinatos internos instigados por las disidencias de las Farc

El Ejército Nacional se encuentra en alerta tras el homicidio de tres de sus miembros en La Tagua, Putumayo. Una preocupante hipótesis surge después de la detención del soldado Alexander Orozco Zambrano, vinculado con el crimen: las investigaciones sugieren que las disidencias de las Farc estarían intentando reclutar soldados para ejecutar ataques internos.

Información suministrada por la inteligencia militar sugiere que la estructura 'Carolina Ramírez' estaría detrás de contactos con personal castrense, incitándoles a 'robar armamento y asesinar a compañeros militares'. Tras avanzar en las averiguaciones, se evidenció que otros soldados podrían tener la misma intención en la base de la Brigada de Infantería de Selva N.° 49.

Un comunicado de la Sexta División del Ejército reveló que 'gracias a las labores de inteligencia, descubrieron que tres soldados adicionales estaban presuntamente en la mira del grupo residual armado Estructura Carolina Ramírez para involucrarse en actos delictivos'. La situación ya ha sido remitida a las autoridades competentes.

Sin confirmación oficial, trascendió que sería una mujer quien estaría articulando el reclutamiento y las directrices a seguir para los soldados reclutados por esta red criminal.

En esta fase crítica de la investigación, el objetivo es determinar si existen soldados que se enlistaron en el ejército con el propósito de realizar asesinatos por encargo, o si están siendo sobornados para impactar negativamente en la moral de la fuerza armada del país.

Este escenario surge luego del impactante asesinato en Putumayo, el cual ha dejado claro que los perpetradores buscan llevarse el armamento provisto y eliminar a sus objetivos dentro de la institución militar.

Más reciente