ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Duelo de naves espaciales militares con alas: X-37B de EE.UU. se enfrenta al misterioso vehículo chino

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

SpaceX ha colocado la nave espacial X-37B del Pentágono en una órbita alta, mientras que China lanzó en secreto su propia nave espacial militar. Este hecho marca un hito en la carrera espacial militar y aviva las especulaciones sobre la competencia en capacidades militares espaciales.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En un hecho que marca un nuevo hito en la carrera espacial militar, SpaceX ha colocado la nave espacial X-37B del Pentágono en una trayectoria inusual hacia una órbita alta, mientras que China ha lanzado con secreto su propia nave espacial alada militar.

El lanzador Falcon Heavy de SpaceX despegó en la madrugada del 29 de diciembre desde el Centro Espacial Kennedy llevando la nave X-37B en su séptima misión, designada OTV-7. Este lanzamiento representa la primera vez que el X-37B alcanza una órbita Mólniya o HEO (Highly Elliptical Orbit), alcanzando un apogeo sobre el hemisferio sur.

El secreto rodea tanto la misión OTV-7 del X-37B como la reciente actividad china en el espacio. Pocos días atrás, Beijing lanzó su "nave experimental reutilizable" sin revelar detalles ni ofrecer imágenes públicas. Este último movimiento aviva las especulaciones sobre la creciente competencia en capacidades militares espaciales entre las dos superpotencias.

Además del éxito del lanzamiento del Falcon Heavy, SpaceX ha alcanzado un asombroso récord con 96 misiones orbitales exitosas solo en 2023. Este acontecimiento sucede paralelamente al misterioso desarrollo del programa espacial chino, marcado por el silencio sobre su vehículo espacial alado, del cual se cree que tiene capacidades similares al estadounidense X-37B.

Se rumorea que la nave china, posiblemente con un peso de cinco toneladas y una envergadura alar de 4,55 metros, utiliza un avanzado escudo térmico compuesto de 1275 losetas, lo que indicaría un desarrollo significativo dentro del programa espacial chino.

El propósito preciso de estas naves espaciales puede ser desconocido, pero las implicaciones de avanzar en estas tecnologías son indiscutibles. Ambas naciones parecen estar invirtiendo en el desarrollo y perfeccionamiento de capacidades que podrían redefinir las operaciones militares en el espacio.

Las naves con alas como el X-37B podrían ofrecer la habilidad de cambiar de órbita de forma inesperada, aunque esto aún no ha sido demostrado. Sin embargo, la nueva órbita elíptica de la misión OTV-7 brinda una oportunidad perfecta para probar dichas maniobras.

En cuanto a las misiones de ambas naves, el X-37B de EE.UU. ha realizado seis misiones previas a OTV-7, empezando su servicio en 2010, mientras que el dispositivo chino ha tenido tres intentos confirmados desde su debut en 2020.

Al final, tanto el X-37B como la enigmática nave china continúan orbitando la Tierra realizando sus operaciones secretas, alimentando especulaciones y marcando el pulso de una nueva era espacial dominada por la estrategia militar. La verdad detrás de sus misiones sigue siendo una incógnita que se eleva a la altura de los astros.

Más reciente